Seleccionar página

Antonio Banderas, “Obama comenzó su campaña electoral en mi casa”

Antonio Banderas, “Obama comenzó su campaña electoral en mi casa”
[entradilla]Tras un intenso día de entrevistas por la promoción de Altamira, su última película, Antonio Banderas me recibe en un salón privado del hotel Palace de Madrid, donde, casi olvidando el motivo de la entrevista, acabamos hablando, como dos viejos conocidos, sobre el peligro del éxito y la política internacional.[/entradilla]Banderas Placet 01[sumario]“En España nos hemos creído que los que están arriba nos van a solucionar la vida”[/sumario] A diferencia de Sautuola, el descubridor de Altamira, tú si has sido profeta en tu tierra ¿Por qué es tan difícil conseguir esto en España?
Es una reacción muy fea de nuestro propio pueblo hacia nuestra identidad. Hay una especie de derrotismo que quizá viene desde la pérdida de nuestros imperios, una especie de ser el pupas como los aficionados del Atlético de Madrid. Marcelino Sautuola en Francia sería conocido y reconocido por la historia. En España sales a la calle y el 95% de la gente no sabe quién es.

Picasso dijo que después de Altamira todo el arte parece decadente…
Hace tres semanas murió el director del museo… con el que yo tenía una muy buena relación. Él me decía “Antonio, hace 35.000 años estos hombres tenían las mismas pasiones, envidias y las mismas características que tenemos nosotros hoy.” Eso es lo que creo que quería decir Picasso con su frase. Altamira tiene un algo espiritual.

¿Cómo puedes explicar que a día de hoy siga existiendo una fuerte corriente anti evolucionista en EEUU?
Porque quieren conservar el status. Tienen miedo a los descubrimientos y a que la ciencia destruya los paradigmas que han estado funcionando para determinadas clases durante tanto tiempo. Lo increíble es que, salvo tal vez en el mundo artístico, por ser más abierto y relajado, existe en todos los ámbitos.

Antonio Banderas, tras su éxito con 33, la película sobre los mineros chilenos atrapados en una mina, se mete en la piel de Marcelino Sautuola, el incomprendido y denostado descubridor de las cuevas de Altamira, la Capilla Sixtina del arte rupestre. “Sautuola tiene una personalidad muy marcada, que me ayuda a reconocerme dentro de mi propia gente y a saber que todos viajamos con unas maletas cargadas de miserias y grandezas, y que tienen que ver con el carácter de nuestro pueblo que es el que lo tumba La película reflexiona sobre la envidia y los enfrentamientos constantes entre iglesia y ciencia”.

Antonio Banderas, tras su éxito con Los 33, la película sobre los mineros chilenos atrapados en una mina, se mete en la piel de Marcelino Sautuola, el incomprendido y denostado descubridor de las cuevas de Altamira, la Capilla Sixtina del arte rupestre.
“Sautuola tiene una personalidad muy marcada, que me ayuda a reconocerme dentro de mi propia gente y a saber que todos viajamos con unas maletas cargadas de miserias y grandezas, y que tienen que ver con el carácter de nuestro pueblo que es el que lo tumba La película reflexiona sobre la envidia y los enfrentamientos constantes entre iglesia y ciencia”.

[sumario]“Si no estás preparado para la fama te crees que lo que te está pasando es porque tú eres especial, te empiezas a sentir superior, y cuando te enfrentas a la realidad el bofetón es muy fuerte”[/sumario] Todos conocemos esa soberbia de las Super Stars de Hollywood ¿Tú has llegado a entenderla?
Entenderla sí, participar de ella no. La entiendo porque cuando se te viene encima la fama y el reconocimiento mundial, si tú no estás preparado mentalmente, te crees que lo que te está pasando es porque tú eres especial, que estás dos escalones por encima del resto de la humanidad. Te empiezas a sentir superior. El bofetón, cuando te enfrentas a la realidad, es muy fuerte. Yo no he sufrido ni el subidón ni el bofetón porque siempre he sido una persona muy insegura. Mi carrera se desarrolla muy poquito a poco. Antes de marcharme de España a Hollywood tuve tiempo de observar mucho y de ser testigo de lo que pasaba a mi alrededor y de ver cómo uno que hacía tres años había estado muy arriba, ahora estaba muy por debajo.
Yo sé que mi profesión es increíblemente eventual, y que dependes de lo último que has hecho. Para mí lo importante es esa zona, que esta ahí en medio, fluctuante, y que consiste en la perseverancia.

¿Qué es aquello del pasado que tratas de nunca olvidar para vivir el presente?
Esa cosa del pasado no es que trate de no olvidarla, es que permanece sin esfuerzo. Como por ejemplo la curiosidad o el motor de ritual teatral que es lo que me apasiona.

¿Te acuerdas de la primera vez que subiste a un escenario?
Sí, claro que me acuerdo. Fue una obra que se llamaba El hijo pródigo, escrita por un íntimo amigo mío. Fue en el año 76, así que tenía 16 años.

Antonio Banderas en su papel de Marcelino Sautuola durante una secuencia de Altamira rodada en el interior de la Neocueva. “Se me dio la posibilidad de entrar en la cueva de Altamira, pero no quise para no organizar un follón.”

Antonio Banderas en su papel de Marcelino Sautuola durante una secuencia de Altamira rodada en el interior de la Neocueva. “Se me dio la posibilidad de entrar en la cueva de Altamira, pero no quise para no organizar un follón.”

[sumario]“Yo soy español, no americano. Durante estos 25 años allí, siempre he estado trabajando con contratos eventuales. No tengo que volver, porque nunca me he ido”[/sumario] ¿Ahora, sobre todo, quieres dirigir porque quieres opinar?
Sí. La dirección llega a mí por una reacción ante determinados directores. Cuando tú estás trabajando y piensas que la escena no se está haciendo como tú crees que tienes claro que debería hacerse, te empiezas a hacer preguntas. Aunque como soy un actor muy disciplinado lo hago como me dicen.

Me ha sorprendido que tu próxima película como director, Solo, trate de un soldado que vuelve a casa.
Solo es un guión que escribo con un guionista americano que trabaja para Steven Spielberg, la reflexión de la peli no es sobre un soldado que vuelve a casa, sino sobre la soledad y sobre la necesidad que tenemos unos de otros, hasta de tus propios enemigos y de la sinrazón que tienen las cosas si no las puedes compartir. Si estás solo en el mundo te importa un carajo subirte a un Ferrari y darte una vuelta, porque no lo puedes compartir.

¿En EEUU como te tratan, como un español, un europeo, un hispano?
Como un ser exótico, pero yo me siento valorado, querido y respetado.

Tú has sido muy importante para la comunidad latina de EEUU.
Supongo que algo tengo que ver con eso, pero no lo busqué porque yo trabajaba para mí. Yo creo que llegué a EEUU en un momento en el que las cosas estaban cambiando allí. Cuando Hollywood empezó a mirar a la creciente sociedad hispana con distintos ojos. Cuando generaciones de hispanos llegaron a EEUU y trabajaron muy duro, pero han conseguido que las siguientes generaciones vayan a la universidad.

Banderas Plácet 04[sumario]“En Estados Unidos me ven como a un ser exótico, pero yo me siento valorado, querido y respetado”[/sumario] Sobre Donald Trump, ¿qué opinas de su ascenso brutal y aquéllo que dijo sobre que aunque disparase a alguien en la Quinta Avenida no perdería votos?
El análisis no es sobre Trump, que haya un tío que diga estas tonterías y las generalidades que lanza. La reflexión es ¿por qué le votan? ¿por qué le siguen? ¿por qué ocurrió en Alemania lo que pasó con los votos? Tenemos un montón de gente que está despertando las rabias internas de una sociedad un poquito enferma, que cree que las formas tradicionales ya no funcionan porque están totalmente corruptas. Yo me hago preguntas sobre esto, ¿estamos en una era post democrática?, ¿de verdad nos gobiernan las personas a las que votamos o son los mercados? Y la otra pregunta sería ¿cuál es la solución a esto? ¿el chavismo? Nos olvidamos muchas cosas en el camino y lo principal es que los seres humanos somos así, lleven las siglas que lleven, el rey, el PP, los sindicatos, y cuenten las historias que nos cuenten. En España es que nos hemos creído que los que están arriba nos van a solucionar la vida y no nos damos cuenta de que eso no es verdad.

Parece que te ha calado ese neoliberalismo americano en el que cada uno debe sacarse sus propias castañas del fuego ¿pero dónde queda la sanida pública, la educación…?
Bueno, no es verdad que me haya calado, no es totalmente así. Por ejemplo, ¿sabes que la segunda campaña electoral de Obama la comenzó en mi casa? Con 150 líderes de opinión latinos. Y yo he apoyado eso. O, por ejemplo, he tenido conversaciones con Paul Newman en las que me decía que no era normal que en América no hubiera un Teatro Nacional Americano.

Si sale Trump ¿te vuelves a España?
Yo soy español, no americano. Durante estos 25 años allí, siempre he estado trabajando con contratos eventuales. No tengo que volver, porque nunca me he ido.

 

 

1 comentario

  1. Avatar

    Antonio , te crees que sabes de todo pero el evolucionismo esta mas trasnochado que tu

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANÚNCIATE EN PLÁCET

ANÚNCIATE EN PLÁCET

Tiempo.com

Madrid
26°
15°
Lunes 27°  15°
Martes 29°  16°
Miércoles 28°  17°
Jueves 27°  15°

SUSCRÍBETE

REVISTA

REVISTA