La renovada estación de Metro de Gran Vía recupera el icónico templete del arquitecto Antonio Palacios y muestra en su interior el futuro del Metro de Madrid con instalaciones digitales y accesibles.

El arquitecto gallego construyó esta estación en los años 20 y en 1970 se desmanteló para llevarla a Porriño, su localidad natal. Hoy, recuperamos esta imagen e historia de la Gran Vía Madrileña.

La nueva estación cuenta con cuatro nuevos ascensores, un vestíbulo que conecta de forma directa y sin necesidad de salir a la superficie, con la estación de Cercanías en Sol y todos los avances tecnológicos (iluminación, pantallas, nuevos tornos y máquinas de venta de títulos) para convertir a Gran Vía en una estación de referencia.