Cómo intentar frenar la progresión del vitíligo

El pasado 25 de junio se celebró el Día Mundial del Vitíligo. Desde el servicio de Dermatología del Hospital Vithas Nuestra Señora de América nos explican qué tipos de tratamientos se están investigando actualmente y cómo combinarlos para frenar la progresión del vitíligo.

El vitíligo es una enfermedad autoinmune en la que las defensas del cuerpo atacan a los melanocitos, las células que fabrican la melanina, que es nuestro pigmento. Cuando esas células son destruidas empiezan a aparecer las manchas blancas en la piel. Tiene una incidencia bastante alta, ya que afecta a entre un 1 y un 2% de la población. Aunque es frecuente que debute en la infancia o adolescencia, puede aparecer a cualquier edad y su progresión es impredecible.

Como señala la Dra.Teresa Truchuelo, dermatóloga en el Hospital Vithas Nuestra Señora de América y en Vithas Internacional, el diagnóstico del vitíligo es clínico, es decir, se hace de “visu”, por la exploración clínica, aunque es necesario descartar su asociación con otras enfermedades autoinmunes. En cuanto al manejo en consulta se hace, “por una parte, intentando frenar la progresión con corticoides tópicos o inmunomoduladores tópicos, incluso, en casos de progresión muy rápida, esos corticoides los damos por vía oral. En este sentido, un modo más novedoso sería la aplicación de lo que llamamos minipulsos de corticoides, que consiste en darlos solo dos días a la semana en dosis muy bajas, lo cual nos permite utilizarlos durante más tiempo con menos efectos secundarios”.

Dra. Truchuelo

Dra. Truchuelo

Además, como añade la Dra. Truchuelo, se suele recetar vitamina D, “puesto que se ha visto que los pacientes con vitíligo suelen tener un nivel bajo”. Todo ello se suele combinar con la fototerapia: “consiste en intentar estimular con radiación ultravioleta esos melanocitos afectados para que vuelvan a fabricar melanina. También podemos emplear láser Excimer, un tipo de láser ultravioleta que utilizamos para zonas más localizadas. Lo ideal es combinar las distintas opciones”.

Los últimos avances en el tratamiento del vitíligo apuntan a la molécula estimuladora de la MSH, que es la hormona estimulante de la melanina, pero, como señala la especialista, todavía está en fase de ensayo clínico. Además, se está investigando también el trasplante de melanocitos, trasplante de células madre, aunque todavía no se halla en fase de aplicación.

Tipos de vitíligo y evolución de la enfermedad

Existen distintos tipos de vitíligo; el más frecuente es el que llamamos acrofacial, caracterizado por la aparición de las lesiones en la cara y en las manos y pies, es decir, en zonas distales. Otro tipo sería el universal, que afecta a todo el cuerpo e incluso al pelo. En este sentido, como apunta la Dra. Truchuelo, “no es muy frecuente que se afecte el pelo, de hecho, cuando un vitíligo recupera la pigmentación suele ser precisamente gracias a esos melanocitos del folículo piloso, que la mantienen”.

Las lesiones del vitíligo son asintomáticas, pero esta patología tiene un importante impacto negativo a nivel psicológico, algo que influye notablemente en la vida de los pacientes y que no se debe menospreciar.

Hospital Vithas Nuestra Señora de América C/ Arturo Soria, 103-105.
Hospital Vithas Internacional. C/ Arturo Soria, 107.

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>