País Vasco francés. Turismo con pedigrí

Sólo hacen falta cuatro horas y media en coche para llegar de Madrid a San Juan de Luz, el destino de Francia más cercano a la capital de España. Para quien todavía no conozca esta región, llamada Aquitania, es sin duda un viaje pendiente, un destino a tener en cuenta, porque nuestros vecinos de los Pirineos Atlánticos llevan muchos años siendo extraordinarios anfitriones de un tipo de turismo exquisito y sereno, donde la calidad del servicio es una seña de identidad. De la costa cantábrica, que baña ciudades como Bayona, Biarritz o la ya mencionada San Juan de Luz, al interior de la denominada Baja Navarra, el visitante encuentra naturaleza, gastronomía, tranquilidad y deportes como el golf, surf o senderismo. Y fue una española, Eugenia de Montijo -emperatriz consorte de Francia-, quien puso de moda esta zona convirtiéndola en lugar de descanso de reyes y emperadores, cuando le pidió a su esposo Napoleón III que le regalara un palacio de verano. En la segunda mitad del siglo XIX se levanta, junto a la playa de Biarritz, la “Villa Eugenia”. Hoy es el impresionante Hotel du Palais.

Vista desde la piscina del discreto y apartado Hotel 5* OSTAPE. Bidarray.

Vista desde la piscina del discreto y apartado Hotel 5* OSTAPE. Bidarray.

El edificio de la recepción del Hotel Ostapé data de 1665. El hotel abrió en el año 2004 y cuenta con 22 suites de lujo entre 45 y 91 m2. Una vez que el cliente llega a esta bella montaña de Bidarray debe abandonar su coche y moverse siempre andando o en coche eléctrico de golf.

Hotel Du Palais. 5*. Biarritz. Regalo de Napoleón a su esposa María Eugenia.

Hotel Du Palais. 5*. Biarritz. Regalo de Napoleón a su esposa María Eugenia.

El Hotel du Palais es propiedad de la ciudad de Biarritz. Tiene 153 suites y el mejor SPA de la zona, el SPA Imperial, con 3.000 m2 y productos Guerlain. Fue esta marca quien creó una colonia llamada Agua Imperial para la boda de Eugenia con Napoleón III.

El chef Pascal Clerk emplata unos espárragos en el Hotel Le Regina. Biarritz.

El chef Pascal Clerk emplata unos espárragos en el Hotel Le Regina. Biarritz.

La carta del restaurante del hotel Le Regina la ha diseñado el famoso chef Gearge Blanc y la ejecuta cada día en cocina Pascal Clerk. El renovado hotel se construyó en el año 1907 y cuenta con 65 habitaciones y 10 suites. Ninguna de sus estancias está decorada igual y se encuentra al lado del campo de Golf Du Phare, el segundo más antiguo de Europa.

Chateau de Brindos. 5*. Anglet. Un delicioso castillo de 1930.

Chateau de Brindos. 5*. Anglet. Un delicioso castillo de 1930.

El acogedor edificio del Chateau de Brindos fue construido en 1930, junto al tercer lago privado natural más grande de Francia, por una millonaria americana, enamorada de España, para celebrar fiestas. Cuenta con 29 habitaciones (5 suites de lujo) y es propiedad del ex jugador de rugby y héroe nacional, Sergio Blanco.

Dicen que a los habitantes de Biarritz les encanta disfrutar de “las mil luces” que cada día la naturaleza les regala. Y así lo descubre el turista a las pocas horas de llegar a la ciudad. 

Fue un pequeño puerto pesquero y hoy es un enclave vacacional de excepción.

El escritor Víctor Hugo fue su primer visitante ilustre y luego, Napoleón III y la emperatriz María Eugenia atrajeron a reyes y a la aristocracia de toda Europa. Convertido en enclave emblema del turismo de calidad, la historia le siguió regalando acontecimientos que finalmente moldearon una de las ciudades más acogedoras de Francia.
En el siglo XVII, las comunidades judías que huían de la Inquisición se instalaron en el País Vasco francés y muchos de ellos, artesanos pasteleros, llevaron la gran tradición del chocolate a esta zona y al resto de Francia. En Biarritz, el Planeta Museo del Chocolate cuenta esta historia con todo detalle.
Otro de los caprichos de la historia hizo que fuera en la playa de Biarritz donde se surfeara una ola por primera vez en la historia de Europa. Fue en 1956, cuando la actriz Deborah Keer llegó a Biarritz para rodar la famosa película Fiesta -adaptación de la novela de Hemingway The sun also rises-. El guionista, Peter Viertel, marido de la actriz y apasionado del surf en California, embarcó dos tablas junto al vestuario de la película y tras rodar en Pamplona los Sanfermines, decidió irse a coger olas a la ciudad francesa, convirtiéndose en la primera persona en practicar este deporte en la vieja Europa.
Cada uno de los episodios de un lugar marcan su personalidad y futuro, así Aquitania es un lugar elegante y distinguido de veraneo, su tradición gastronómica mezcla la valiosa cultura culinaria francesa con pequeñas casualidades caprichosas de la historia y si hoy, la costa altántica francesa es un punto importante neurálgico del surf mundial, también se lo debe a la casualidad y al haber sabido aprovechar cada coyuntura.

Del mar a los bosques de roble y haya
Recorriendo algunos de los mejores hoteles de la zona, las primeras sensaciones son agradables impresiones que crecen y se instalan a medida que la vivencia continúa. El servicio, los detalles, los lugares… diseños, calidades y propuestas son sin duda capaces de arropar de la mejor manera al viajero.
A tu alrededor, decenas de cuidados campos de golf -alguno histórico como Le Phare, en Biarritz, fundado en 1880-. También buenos restaurantes que combinan el sabor de la tradición de los pescadores y la alta cocina, con los productos más cercanos de la tierra como los pimientos de Espelette, las ferias de quesos, mermeladas, las recetas de cordero y cerdo o el dulce pastel vasco. Además, el País Vasco francés es reclamo de turismo de salud, sus centros de talasoterapia y los SPAs de las mejores de belleza están aquí.
Por todo esto la identidad de Aquitania está muy unida al lujo y a la búsqueda momentos de descanso e intimidad, pero ha sabido progresar: en los últimos años, son muchos los turistas que se adentran en los valles de los Pirineos para encontrarse con frondosos bosques y otras actividades como el senderismo.

Suite Alfonso XIII del Hotel Du Palais. Biarritz. Su precio por noche supera los 6.000 euros.

Suite Alfonso XIII del Hotel Du Palais. Biarritz. Su precio por noche supera los 6.000 euros.

El impresionante Hotel du Palais de Biarritz fue el palacio de Verano de Napoleón III y la emperatriz Eugenia. Entonces, el palacio tenía dos plantas. En 1905, convertido ya en hotel y tras un incendio, se contruyen tres plantas más. Su piscina es de agua de mar y se mantiene a 28 grados. Un equipo privado de artesanos mantiene y repara cada obra de arte, mueble o alfombra del hotel. El Hotel du Palais tiene un restaurante reconocido con estrella Michelín.

Salones comunes y bar de champán (más de 50 referencias) del Hotel Beaumanoir. 5*. Biarritz.

Salones comunes y bar de champán (más de 50 referencias) del Hotel Beaumanoir. 5*. Biarritz.

Una antigua cuadra de 1895 se convirtió en el año 2007 en este pequeño, discreto y delicioso hotel. “Un lugar de lujo, pero no muy sofisticado”, según palabras de su director. Tiene 8 habitaciones y entre las muchas curiosidades destacamos que el suelo es parte del parquet original del Palacio de Versailles o que un imponente Rolls Royce aguarda en la puerta para trasladar a sus huéspedes donde deseen.

Detalle de la agradable y tranquila piscina del Hotel Parc Victoria. 5*. San Juan de Luz.

Detalle de la agradable y tranquila piscina del Hotel Parc Victoria. 5*. San Juan de Luz.

El Hotel Parc Victoria es un Oasis a cinco minutos andando del centro de San Juan de Luz. Su dueño, Frederick Tellier, decidió decorar todas sus estancias con objetos Art Decó. Cuenta con un bonito restaurante gastronómico con vistas a los exhuberantes jardines privados y con 10 suites. El propio Tellier describe su hotel como: “una pequeña casa familiar de 5 estrellas”.

El edificio del Hotel Parc Victoria data del año 1880. En su interior todo es Art Deco.

El edificio del Hotel Parc Victoria data del año 1880. En su interior todo es Art Deco.

La bahía de San Juan de Luz se encuentra al fondo del Golfo de Vizcaya, a orillas del Mar Cantábrico. Es el único puerto protegido entre España y Arcachon. Sus habitantes y turistas gustan de pasar a la ciudad de San Sebastián (a 40 minutos en coche) para cenar y alargar la velada cuando tienen ganas de fiesta.

Sin fronteras: Los habitantes y turistas de San Juan de Luz y en general de toda la zona, no distinguen frontera alguna entre Francia y España y se desplazan de forma habitual, en su día a día, al País Vasco español con toda naturalidad. Lo mismo ocurre a la inversa.

Campo de Golf del Hotel Chiberta & Golf. 4*. Anglet - Biarritz.

Campo de Golf del Hotel Chiberta & Golf. 4*. Anglet – Biarritz.

El campo de golf, construido en 1914, es anterior al hotel. La afluencia de jugadores llevó a la construcción de este hotel con reminiscencias andaluzas, 89 habitaciones y lugar de vacaciones de familias y apasionados del green y del silencio.

Impresionante salón central y bar del Hotel Le Regina. Biarritz.

Impresionante salón central y bar del Hotel Le Regina. Biarritz.

Detalle de una de las suite junior del Hotel Le Regina. Biarritz.

Detalle de una de las suite junior del Hotel Le Regina. Biarritz.

Piscina infinity sobre el mar del Hotel La Réserve. 4*. San Juan de Luz.

Piscina infinity sobre el mar del Hotel La Réserve. 4*. San Juan de Luz.

El Hotel La Reserve (1952) tiene uo de los jardines más espectaculares de la zona, que incluye esta maravillosa piscina. Tiene 45 habitaciones y 45 apartamentos con cocina. En las cocinas de su restaurante ilura trabaja el chef Fabrice Idiart, experto en recetas con chipirón.

terraza del pequeño y acogedor Hotel La Villa l´Arche. 4*. Bidart.

terraza del pequeño y acogedor Hotel La Villa l´Arche. 4*. Bidart.

8 habitaciones que miran al mar, con bajada privada a la playa. Este es el pequeño gran tesoro que guarda el Hotel La Ville l´Arche. Un lugar de reunión de turistas activos: surfistas, senderistas y amantes de la gastronomía del mar. Está al lado del famoso restaurante de playa Tantina.

Las Crepes suzette del Hotel Chateau de Brindos son famosas por su tradicional elaboración.

Las Crepes suzette del Hotel Chateau de Brindos son famosas por su tradicional elaboración.

El Chateau de Brindos quiere mantener su estrella Michelín y para ello ha contratado al chef François Adamski que trabajará con el joven chef residente, Gabriele Ferri, en la elaboración de nuevos menús para continuar la tradición de excelencia culinaria de este hotel.

Merluza con berberechos y verduras del restaurante del Hotel Ostapé, de Bidarray.

Merluza con berberechos y verduras del restaurante del Hotel Ostapé, de Bidarray.

MÁS INFORMACIÓN:

HOTEL OSTAPE

HOTEL du PALAIS

HOTEL Le REGINA

CHATEAU de BRINDOS

HOTEL BEAUMANOIR

HOTEL PARC VICTORIA

HOTEL CHIBERTA & GOLF

HOTEL La RÉSERVE

La VILLA L´ARCHE

 Turismo de Francia

Turismo Pays Basque Béarn Pyrénées

Texto: Javier Estrada. Fotos: Javier de La Colina.

.

¡Comparte Plàcet!

1 opinión

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>