“Hoy la codicia está mucho más desfasada que la de aquellos hombres del siglo XVI que buscaban El Dorado”

oscar jaenada

ÓSCAR JAENADA ganó el premio Goya en el año 2005 por su interpretación de Camarón pero fue Shakespeare, con tan solo 13 años, el que le subió por primera vez a un escenario del que dice nunca se podrá bajar.
El 10 de noviembre llega a los cines “Oro”, la última película de Agustín Díaz Yanes, basada en un relato inédito de Arturo Pérez Reverte, en la que Óscar Jaenada interpreta al alférez Gorriamendi, un bravo soldado del Rey que lleva con mano firme a un grupo de codiciosos españoles en busca de El Dorado.

Logramos entrevistar a Óscar Jaenada en México, horas antes de subirse a un avión con destino a Canadá donde rueda “Chaos Walking”, una serie de ciencia ficción en la que los protagonistas son Tom Holland y Daisy Ridley.  Actualmente alterna este trabajo con otro en México donde rueda en una serie de Netfilx sobre la vida del cantante Luis Miguel.

Logramos entrevistar a Óscar Jaenada en México, horas antes de subirse a un avión con destino a Canadá donde rueda “Chaos Walking”, una serie de ciencia ficción en la que los protagonistas son Tom Holland y Daisy Ridley. Actualmente alterna este trabajo con otro en México donde rueda en una serie de Netfilx sobre la vida del cantante Luis Miguel.

¿Qué estás haciendo en México?
Rodar una serie sobre Luis Miguel. Hace tiempo que tuve que tomar otras alternativas y comenzar a viajar por el mundo para trabajar. Intento estar conectado todo lo que puedo con España, para enterarme de lo que está sucediendo, pero lo mio son diferentes mercados y dar vueltas por el mundo.
¿Cómo evalúas tu momento como actor?
Yo sigo trabajando casi con las mismas ganas que cuando empecé y creo que lo que más cambia es la valoración que hace el público sobre ti en cada momento, pero mi vida cambia poco.
¿Cómo ha sido participar en la película Oro?
Cuando te llama Tano (el director Agustín Díaz Yanes) no debes dudar; además de amigo es un gran profesional al que admiro. Me encantaba mi personaje, que me parecía que hablaba mucho de todo esto que también sucede ahora en nuestro país, de esta rabia y esta ira; algo que debe estar en el gen español.  Unas características que vemos muy bien en Juan de Gorriamendi, un soldado español que lucha por dinero, que se deja llevar por órdenes y obliga a los demás a ejecutarlas. Es un tipo muy antiguo, pero que no por eso te lo dejarías de encontrar hoy.
Un pelotón del ejército español en busca de una ciudad construida con oro en la Amazonia en 1532 y cómo la codicia humana da al traste con casi todo. Pocas cosas han cambiado.
En aquella época poco más había. Lo básico era el oro, el dinero. Te prometían riqueza y aventura y nadie sabía lo que se iba a encontrar. Solamente existía el valor y las ganas de volver con lo que habías ido a buscar. Creo que esa codicia era más natural antes, hoy está mucho más desfasada.
Un gran reparto, ¿Cómo fue el rodaje?
Yo había rodado con casi todos, efectivamente el elenco es espectacular y muchos de los que allí estábamos éramos a los que nos ponían en la última fila, los rebeldes y guerreros.  De alguna manera los repudiados u olvidados por no seguir ciertas normas, que aún nos siguen a muchos pareciendo estúpidas. En “Oro” nos hemos reencontrado. Ha sido fantástico.
¿A qué te refieres cuándo dices que sois actores rebeldes y repudiados?
Que no solemos entrar en los perfiles que ahora se exige en la cinematografía controlada por la televisión. Somos tíos que creemos en lo que hacemos y punto, y que llevamos toda la vida trabajando de esto.
¿Qué fue lo que más te llamó la atención de los hechos históricos que se cuentan en la película?
No sabía que había soldados que iban acompañados por perros de raza Alano o de Presa Canaria, entrenados para atacar al indio, y estaban considerados como armas. Los nativos tenían más miedo a estos perros que a los españoles.
También disfruto mucho de ver el trabajo de mis compañeros y de montar esa saeta bélica.

null

“Me gusta coger mi vespa cuando llego a Madrid y no dejar pasar a los encorbatados en los pasos de cebra”

¿Qué es lo que te apasiona de tu mundo de actor?
Yo vivo de la empatía y de mirar y analizar las cosas con perspectiva, como si mirara con un microscopio al que le puedes cambiar la lente y ver las cosas desde un poquito más lejos; volar y mirar desde fuera para ver las pequeñas y grandes cosas. Puedes analizar algunas cosas que nos parecen tremendas, de una forma más básica o menos grave. La profesión de actor me ha dado esta perspectiva, que junto a la empatía que me ha acompañado desde pequeño, me hace vivir y aprender cada día cosas nuevas. Por lo tanto es algo que sé que jamás podré dejar.
¿Qué es lo que mejor y peor llevas de los rodajes?
Llevo muy mal precisamente trabajar con animales. En “Oro” tuve esa educación actoral que no había tenido. Y en cualquier rodaje intento que los zapatos me aprieten cuando son los de otro y cuando más cómodo estoy es cuando estoy en mi casa, pero es trabajo y pasión. Tengo esa suerte y es algo innato que vivo de una forma muy normal.
Luchaste por poner en marcha y protagonizar Cantinflas ¿Existe algún papel que te gustaría interpretar?
Miles, me gusta mucho el arte, la música y la fotografía, son los mundos donde siempre miro.
¿Sigues escribiendo obras y guiones?
Voy a todas partes con mi cámara y mi moleskine.
¿Cómo disfrutas de tus momentos de ocio?
Tengo muchos amigos músicos y ellos me dan esa energía rocanrolera de la que carezco. La pintura la vivo a través de mi hermano (Víctor Jaenada), un maravilloso pintor, y otros amigos como Yago Hortal, Aaron Bueso o Laia Llorca, que me enseñan y me hacen convivir con ese olor a trementina que necesito de vez en cuando. Al final hemos creado una pequeña hermandad para disfrutar de todas las artes.
¿Dónde vives?
Sé dónde vive mi hijo, pero no yo.
¿Cómo disfrutas de Madrid?
Lo que más me gusta es coger mi Vespa, y disfrutar de lo que veo en la ciudad hasta que llego a Malasaña o Huertas, donde quedo con los amigos. Pero lo que más me gusta es no dejar pasar a los encorbatados en los pasos de cebra.

“ORO” es una aventura de época inspirada en las épicas expediciones de los conquistadores españoles del siglo XVI, Lope de Aguirre y Núñez de Balboa, a través de la selva amazónica en busca de una mítica ciudad que, según se creía, estaba hecha completamente de oro. La nueva película de Agustín Díaz Yanes retrata con crudeza la violencia existente tanto en los acontecimientos como en las personalidades de aquellos españoles que se embarcaron en la mayor proeza de la historia como fue el descubrimiento y la conquista de América, y la permanente búsqueda del mítico El Dorado.

null

El reparto de “ORO” lo forman Raúl Arévalo, Bárbara Lennie, Óscar Jaenada, Jose Coronado, Antonio Dechent, José Manuel Cervino, Luis Callejo, Juan José Ballesta, Andrés Gertrúdix, Diego París, Ana Castillo y Juan Carlos Aduviri, con la colaboración especial de Juan Diego.

.

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>