Noche de Soul en Madrid con el cantante Harry Bloom

En principio iba a ser una entrevista con uno de los mejores cantantes de soul de nuestra ciudad, por la reciente aparición de su disco “if the fears comes”, pero la noche cayó sobre la ciudad y Harry Bloom nos descubrió sus locales favoritos.

Harry Bloom en la planta baja del bar restaurante Amargo place to be, donde el cantante suele actuar.

Harry Bloom en la planta baja del bar restaurante Amargo place to be, donde el cantante suele actuar.

 

Harry Bloom (Javier Pascual) nació hace 32 años en Alcalá de Henares y hoy es una de las voces más interesantes del panorama Soul y Funk. Desde pequeño tuvo una gran inquietud por la música. Se formó como técnico superior en sonido, estudió flauta travesera en la Escuela Municipal de música Isaac Albéniz de Madrid y lengua inglesa en el Newham College of Further Education de Londres. Harry Bloom compagina su faceta de cantante con proyectos teatrales y audiovisuales que le permiten expresar toda su creatividad de diferentes formas artísticas. Con un gran espíritu creativo y comunicador, siempre está dispuesto en la búsqueda de nuevas vías para transmitir sus pensamientos y sensibilidad y conquistar al público. Bloom ha grabado voces para grandes artistas como Pastora Soler en el programa La Voz, y también para Pitingo, dado que forma parte del coro referente de la escena góspel-soul en España, llamado Góspel Factory. Además ha grabado voces para Disney España en películas como Frozen y Monstruos University.

Un homenaje a su padre Tras años como cantante y compositor, presenta ahora su primer disco titulado “If the fear comes”, un trabajo con el Soul como bandera y una voz bañada en estilos como el Funky, el Góspel, incluso el country y bossa, que junto a su banda y su magnífico coro dan a este primer trabajo el más genuino carácter motown, único en su género en el panorama musical nacional. El primer disco de Harry Bloom es un homenaje a su padre, que falleció cuando el cantante tenía 18 años. “Un disco que hemos tardado más de un año en grabar y que he podido meditar mucho”, comienza explicando el cantante en la planta baja del Bar restaurante Amargo Place to be, donde compartimos una cerveza y unos ricos totopos con guacamole. El lugar lo ha elegido Harry porque es uno de los escenarios donde actúa normalmente. “El mundo de mi padre ha coloreado mi voz y por eso este disco es un homenaje a todo lo que me enseñó. Él siempre estaba escuchando este tipo de músicas y yo me crié fascinado por sus ritmos”. Ahora el Soul es parte de su vida, a la vez que le ayuda a soportar la melancolía de la pérdida de su padre. “El Soul me ayuda a vivir la vida y hasta los agudos más rotos de mis interpretaciones son ahora momentos de felicidad para mí”. Continúa Bloom.

“Madrid admira el Soul y el Góspel” Su primer disco, “If the fear comes”, contiene diez canciones, letra y música de Bloom, y está a la venta en plataformas digitales y en CD. Tras años subido a los escenarios de la ciudad, Bloom dice que la experiencia de cantar tus propias composiciones es muy dife-rente. “No es lo mismo cantar tus canciones que las de otro. En el escenario se produce algo mágico que el público lo siente igual que tú”. La conversación nos dirige a diferentes temas que nos llevan a hablar de la dificultad de ganarse la vida cantando o lo importante que son estas músicas para los madrileños. “Madrid admira el Góspel y el Soul y los sitios donde cantamos se suelen llenar de aficionados de verdad. La gente se cansa de escuchar canciones sin sentido y en muchas ocasiones muy mal interpretadas. El Soul está aquí de nuevo y viene para quedarse junto a los espectadores que quieren disfrutar de interpretaciones de calidad”, concluye Harry Bloom.

Harry Bloom en Intruso Bar

Harry Bloom en Intruso Bar.

 

Madrid en directo Cuando las cervezas se acaban, Harry comienza a nombrar diferentes locales de Madrid donde se puede disfrutar de buenas actuaciones en directo y le pido que me lleve a conocerlos. Donde nos hemos conocido es Amargo Place to be, un bar restaurante en pleno Triball donde se puede desayunar, comer, cenar, ir de copas y donde se programan actuaciones de música a diario, exposiciones de arte o sesiones de micro teatro. La luz de las velas y el escenario situado en una cueva centenaria de ladrillo pintado de blanco, es el escenario de noches mágicas. La siguiente parada es en el Intruso Bar, un club con una larga barra, escenario y pista de baile. Está abierto todos los días hasta las 5.30 de la mañana y programa conciertos y sesiones especiales. Los lunes jam session de fusión y los martes de Jazz. Por aquí pasan artistas nacionales e internacionales de primera línea y también se da oportunidad a jóvenes grupos con talento. La noche se convierte en un concierto infinito de la mano de Harry Bloom. La sala Marula Café es un club donde se celebran conciertos y se baila frenéticamente mientras actúa un grupo de Hip hop o una banda de Funky. Después, Harry Bloom recomienda El Junco, un refugio de músicos y noctámbulos en el que se respira la esencia de los míticos clubes de Jazz y donde cada noche hay una actuación en directo. Clamores, un clásico madrileño nacido en 1981 en el barrio de Chamberí, entregado al Soul y al Jazz y el bar Honky Tonk fundado por Antonio Yenes, del grupo Mermelada, en 1987, completan esta lista mágica dedicada al Madrid de la música en directo.

6 locales que no te puedes perder

Amargo Place to be Calle del Pez, 2.  Intruso Bar Calle Augusto Figueroa, 3.  Marula Café Calle Caños Viejos, 3.  El Junco Plaza de Santa Bárbara, 10.  Clamores Calle Alburquerque, 14.  Honky Tonk Bar Calle Covarrubias, 24

.

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>