“Más allá de los tumores ginecológicos, la detección precoz resulta también fundamental en el tratamiento de la endometriosis”

Entrevista al doctor Javier de Santiago, Jefe de Servicio de Ginecología de MD Anderson Cancer Center Madrid.

¿Cómo ha modificado la mejora de las técnicas de diagnóstico precoz el pronóstico de los cánceres ginecológicos?
El diagnóstico precoz influye de manera decisiva en el pronóstico de cualquier tipo de cáncer. Con respecto al ginecológico, una de las cuestiones que ha influido más decisivamente sobre la mejora del pronóstico de cáncer de mama ha sido el diagnóstico precoz mediante el cribado mamográfico. Lo mismo ha sucedido para el cáncer de cuello de útero desde que se comenzó con el uso rutinario de la citología cérvico-vaginal. Hoy día es un cáncer con baja incidencia en España.
En cuanto al resto de cánceres ginecológicos no hemos tenido el mismo acierto. El cáncer de endometrio se diagnostica tempranamente en muchos casos por su biología y porque produce síntomas de forma precoz. El de ovario desgraciadamente no es así y, a pesar de que se han hecho intentos, no conseguimos en muchos casos hacer un diagnóstico en etapas tempranas. Produce sintomatología inespecífica y tardía por lo que el diagnóstico precoz no es fácil.
En este sentido ¿cuáles son las técnicas de cribado que resultan fundamentales para detectar cualquier indicio de cáncer ginecológico?
De forma global los dos métodos aceptados son la citología cérvico-vaginal para el cáncer de cuello de útero y la mamografía para el cáncer de mama.

A-F MDAnderson-Pag-Pacientesnooncologicos-210x287-240816

“Un factor de capital importancia en el resultado del tratamiento de la endometriosis es la elección del tratamiento adecuado. Este no es igual para todos los casos ni tiene la misma eficacia en todas las mujeres”

Respecto a la salud ginecológica de las pacientes ¿cuáles serían aquellas revisiones que no deben faltar en el calendario de las mujeres?
En mi opinión, y aunque la mujer no tenga ningún síntoma, debería visitar a su ginecólogo una vez al año. Esto permite prevenir y detectar alteraciones y prevenir de forma precoz el cáncer genital y de mama. La revisión anual no solo consta de una serie de pruebas rutinarias sino de una anamnesis o historia clínica donde el ginecólogo preguntará sobre la presencia o no de síntomas anormales, una exploración ginecológica y de las mamas. Entonces es cuando se establece que tipo de pruebas complementarias son necesarias.
La endometriosis afecta a entre un 10-15 % de la población femenina en edad fértil. Es la primera patología por prevalencia, siendo más frecuente que el asma, la diabetes, la epilepsia y el SIDA juntas. ¿Cómo se puede mejorar la detección de esta enfermedad?
La endometriosis cursa de manera asintomática en algunas pacientes. Sin embargo en la mayoría produce algún tipo de síntoma, en algunos casos tan intensos que afectan muy negativamente a la calidad de vida de las pacientes. La mejor estrategia para mejorar su detección es sospechar la presencia de la misma. Debe sospecharse en toda mujer con dolor intenso durante las reglas con mala respuesta a analgesia, dolor con las relaciones sexuales o sin relación con el ciclo menstrual, dolor defecatorio y miccional. Otro síntoma frecuente es la esterilidad.
¿Podría hacer una valoración del presente y el futuro de los tratamientos para la endometriosis? ¿Cuáles son los desafíos en el abordaje terapéutico de la patología?
Un factor de capital importancia en el resultado del tratamiento de la endometriosis es la elección del tratamiento adecuado. Este no es igual para todos los casos ni tiene la misma eficacia en todas las mujeres. Los más utilizados son aquellos dirigidos a los síntomas, fundamentalmente al dolor, como los clásicos antiinflamatorios no esteroideos. Frecuentemente es necesario recurrir a otros más potentes, incluso derivados mórficos. También son útiles los considerados “tratamientos hormonales”, que se dirigen al tratamiento directo sobre la lesión y por tanto consiguen también mejorar los síntomas. Los mas frecuentes son los de tipo gestágeno (se oponen a la acción de estrógeno y atrofian las lesiones) y los dirigidos a frenar la producción de hormonas por el ovario (llamados análogos del factor liberador de gonadotropinas).

CLICA para ir a la web.

CLICA para ir a la web.

.

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>