Mascotas en el antiguo Egipto

La cultura del antiguo Egipto se caracteriza por tener un gran respeto e incluso adoración por los animales, siendo los primeros en tener animales de compañía, algo que podemos ver en numerosas manifestaciones artísticas que han llegado hasta nuestros días.
EL PERRO ANUBIS Anubis, representado por un gran cánido negro acostado sobre su estómago, probablemente un chacal o un perro salvaje, o como un hombre con cabeza de perro,  era un dios funerario, guardián de la necrópolis y patrón de embalsamadores. Debía encontrarse en el momento de la momificación. Para los egipcios, el perro, denominado iu o tyesem, ya era una mascota muy apreciada, compañía en la casa y compañero en la caza.  Figura de Anubis. Madera con incrustaciones de oro hallada por Howard Carter el 4 de noviembre de 1922 en la Estancia del Tesoro de la tumba de Tutankamón en el Valle de los Reyes. Museo de El Cairo.

EL PERRO ANUBIS
Anubis, representado por un gran cánido negro acostado sobre su estómago, probablemente un chacal o un perro salvaje, o como un hombre con cabeza de perro, era un dios funerario, guardián de la necrópolis y patrón de embalsamadores. Debía encontrarse en el momento de la momificación. Para los egipcios, el perro, denominado iu o tyesem, ya era una mascota muy apreciada, compañía en la casa y compañero en la caza.Figura de Anubis. Madera con incrustaciones de oro hallada por Howard Carter el 4 de noviembre de 1922 en la Estancia del Tesoro de la tumba de Tutankamón en el Valle de los Reyes.
Museo de El Cairo. 

 

Los perros, los gatos y los monos eran momificados y enterrados con sus amos

Los antiguos egipcios se apropiaron de los animales para emplear de distintas formas sus imágenes simbólicas. De este modo, la figura animal se convertiría en el elemento múltiple de un lenguaje codificado, escrito o representado, y, en este sentido, se erigió como pilar del pensamiento religioso egipcio. También fue fuente infinita de inspiración y origen de una producción artística de una riqueza y variedad excepcionales.
En el Egipto faraónico hay una omnipresencia de los animales que no encontramos en ninguna otra cultura de la Antigüedad. Ningún otro pueblo ha observado, descrito, integrado y hecho suya la fauna de su país como esta civilización.
Desde el Imperio Antiguo (2686-2173 a.C.) existen ejemplos de esta relación representados en esfinges, estatuas y estelas, vasos y jarras, acuarelas y pinturas murales, cofres y amuletos o sarcófagos y momias.

EL GATO Los antiguos egipcios lo denominaban miu y fue domesticado a partir del Imperio Medio (desde 2040 a.C.) Numerosas pruebas hacen creer que era el animal favorito de la realeza, como el lujoso sarcófago que Tutmosis mandó construir para su querida gata Tamit. Figura de gato hecha en madera sólida datada en el 305 A.C. Brooklin Museum of Art´s Collection

EL GATO
Los antiguos egipcios lo denominaban miu y fue domesticado a partir del Imperio Medio (desde 2040 a.C.) Numerosas pruebas hacen creer que era el animal favorito de la realeza, como el lujoso sarcófago que Tutmosis mandó construir para su querida gata Tamit.Figura de gato hecha en madera sólida datada en el 305 A.C.
Brooklin Museum of Art´s Collection 

Animales como mascotas
Los antiguos egipcios aprendieron a servirse de la fuerza, resistencia y agilidad de los animales hasta el punto de convertirlos en auténticos colaboradores en el terreno económico y en el militar. Su domesticación y adiestramiento les permitió utilizar el ganado, los asnos y los caballos (y en algunos casos los monos) en la agricultura, el transporte, el ocio y la guerra. Pero, además, los egipcios fueron los primeros en abrir las puertas de sus casas a animales para tratarlos según el concepto que hoy en día tenemos sobre las mascotas. En este sentido, al animal de compañía se le trata y se le cuida como a un miembro más de la familia. A veces se le da un nombre propio y, cuando muere, los dueños le honran con muestras explícitas de duelo, tal como describe el historiador Heródoto (c. 484-420 a. C.). También le quieren mantener cerca al morir, por lo que mandan representar a esos gatos, perros o monos, las mascotas más comunes en este periodo de la historia, en sus tumbas, o incluso embalsamarlos para compartir con ellos la eternidad.
En la vida cotidiana, toda una serie de objetos manufacturados adoptan una forma animal y, según el caso, la adaptan a su función. El repertorio animal también se utiliza de forma mágica o simbólica para proteger a los vivos y a los muertos, cuyo objetivo es prevenir los aconteci-mientos funestos, se materializa en una gran variedad de amuletos zoomorfos con múltiples virtudes, basadas en una serie de criterios relacionados con la observación del comportamiento animal.

La exposición Animales y faraones. El reino animal en el antiguo Egipto (CaixaForum Madrid, hasta el 23 de agosto) reúne una selección de 430 objetos que demuestran y explican esta intensa relación.

EL MONO Tanto el mono, denominado ky, como el babuino, denominado ian,  eran tratados como animales de compañía. En numerosos ejemplos de arte funerario, los encontramos trepando palmeras e higueras para ayudar a recolectar los frutos que estaban más altos. Figurita de madre mona con su cría  Esteatita esmaltada Tercer Periodo Intermedio, probablemente dinastías XXII-XXV © Musée du Louvre, dist. RMN-GP / Benjamin Soligny

EL MONO
Tanto el mono, denominado ky, como el babuino, denominado ian, eran tratados como animales de compañía. En numerosos ejemplos de arte funerario, los encontramos trepando palmeras e higueras para ayudar a recolectar los frutos que estaban más altos.Figurita de madre mona con su cría
Esteatita esmaltada
Tercer Periodo Intermedio, probablemente dinastías XXII-XXV
© Musée du Louvre, dist. RMN-GP / Benjamin Soligny 

¿Sabías qué…
La arqueozoología es la disciplina científica que tiene por objeto reconstruir la historia de las relaciones naturales y culturales entre el hombre y el animal mediante el estudio de los restos animales encontrados en las excavaciones arqueológicas?

Perros junto a su amo en una pintura mural del antiguo Egipto

Perros junto a su amo en una pintura mural del antiguo Egipto

¿Sabías qué…
La primera evidencia de un perro con collar proviene del antiguo egipto y está datada en 3.000 A.C. Estaba hecho en cuero y lucía el nombre «El Valiente». El collar se usó desde la antigüedad para entrenar a los animales en la caza y protección de sus cuidadores.

¿Sabías qué…
La conceptualización de la forma animal parece alcanzar su punto álgido con la expresión de la omnipotencia del faraón y de los dioses que le otorgan el poder. Al faraón se le relaciona deliberadamente con el animal feroz, cuya fuerza invencible se asocia a la excepcional fortaleza del soberano y su capacidad de defender Egipto frente al enemigo.

.

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>