“España está deseando darse un abrazo, pero fallan los mecanismos ”

El extraordinario humorista josé mota, que sigue haciendo reir a media españa desde la pequeña pantalla, salta al cine, de la mano del director Pablo Berger para protagonizar Abracadabra (estreno 4 de agosto), una comedia con trasfondo dramático en la que el director de blancanieves vuelve a proponernos una sorprendente fábula desde su genial visión.

José Mota. protagonista junto a Maribel Verdú y Antonio de la Torre, de la película Abracadabra.

Abracadabra__04_0696[1]

¿Cómo te involucras en esta película?
Me llamó Pablo Berger (director de Abracadabra, Blancanieves y Torremolinos73) cenamos juntos, me dijo que leyera el guión y si me gustaba que tenía un hueco en la película. Yo ya quería hacer cualquier cosa con Berger porque me gusta mucho su trabajo.
¿Cuáles fueron tus impresiones?
Me gusta el guión, me parece una fábula, una comedia dentro de un drama. Un cuento con licencias narrativas que solo un tipo como Pablo es capaz de llevarlas a la gran pantalla y darles coherencia. Es un guión muy valiente.
¿Crees que escribió el papel pensando en ti?
Hasta ahí no he fondeado. No lo sé. Lo que sí me dijo es que me veía en el personaje de Pepe.
¿Tuviste que contener al Mota de la televisión para interpertar a Pepe?
Pablo Berger tiene muy claro lo que quiere, pero deja margen para que tú propongas. Aunque la concepción del personaje es totalmente del director.
Abracadabra puede descolocar mucho al espectador.
Es una película valiente porque en los tiempos que corren, mucho cine apunta a lo comercial o lo seguro. Pero Pablo Berger es un poeta del cine. Es un creador que hace cine de autor, capaz de contar esta gran fábula, de hilar un disparate, para darnos cuenta después de que todo tiene un por qué. Sin duda es un director arriesgado. Moverse en ese fino hilo lo hace gente muy “genealoide” como es Pablo.
¿Qué me cuentas de tus compañeros de reparto Maribel Verdú y Antonio de la Torre?
Maribel es una compañera extraordinaria, generosa, divertida hasta la saciedad y le tengo un cariño inmenso.
Y de Antonio soy amigo desde hace más de 20 años cuando frecuentábamos el Castellana Sport y hablábamos de lo que queríamos ser de mayores.
¿Cómo convives, trabajas y alimentas tu humor?
El humor empezó siendo el burladero de mi vida donde me metía y me sentía seguro frente a ese toro que es la vida y que te quiere embestir. Pero además el tendido 7 me jaleaba.
En un momento de mi vida decido quedarme en el burladero. Un lugar donde me siento gratamente recompensado con el reconocimiento, la risa y el aplauso.
¿Ha habido alguno de tus populares personajes que te haya abducido?
La locura no ha llegado hasta ese punto. Pero a veces, por temor a que el personaje se apodere de ti, lo jubilo. Por ejemplo lo hice con el “tío la vara”.
Aunque a veces les jubilo y me siguen y me persiguen. Hay que denunciarles por acoso artístico.
¿En qué te fijas para crear y alimentar tus personajes?
Estar al día. No perder el pulso de la calle. No dejar de tener el pie en el Metro.

Abracadabra__02_0247[1]
¿Pero cómo lo haces? ¿Puedes pasear tranquilo por la calle?
Sí. Además, de ahí vengo y es lo que soy. Y no quiero dejar de ser lo que soy. Perder ese pulso de la realidad es peligroso, y no fuerzo nada, simplemente estoy al tanto de lo que está ocurriendo.
Vivo una vida muy normal. Voy muchos días a mi comercio a comprar solito y la gente me saluda de forma muy amable.
Lo que no puedes hacer es creerte eso en serio. En realidad eres una persona conocida, que estás en el escaparate, pero no quiero perder mi esencia. Soy Pepe, que salió de Montiel con un sueño que le apasionaba muchísimo, que convertí en parte, ese sueño en realidad, pero todo eso hay que “biendigerirlo” y no irme a ese sitio ficticio que realmente en ningún sitio está. Mi profesión y mi éxito tiene que tener toma de tierra. Si dejo que el personaje Mota llevara el volante de mi vida sería un desgraciado. No nos tomemos demasiado en serio los focos. Es más importante la persona que el personaje, la vida que la ficción.
Si no hubieras sido humorista y actor…
Creo que hubiera hecho Bellas Artes. Me gusta mucho la pintura.
¿Cómo vives Madrid?
Disfruto de esta gran ciudad desde que, con 13 años vine por primera vez con mi padre y Madrid era lo que yo me había imaginado que era Madrid. He tenido desde el primer día la sensación de estar en mi casa. Madrid me lo ha dado todo y me siento súper feliz de vivir aquí.
Ahora te vemos también en el divertido programa “El Acabose” (TVE) ¿Hacia dónde camina tu carrera?
Va a haber más televisión, lo que estoy es pergeñando en qué puerto voy a desembarcar ahora. Lo que no hay que dejar es que el niño ese que llevas deje de pasárselo bien, porque si se aburre, no eres feliz.
¿Qué opinas de esta España cabreada que a la vez es capaz de reirse con tu trabajo?
España está deseando darse un abrazo, pero los mecanismos para que ese abrazo se produzca no funcionan. Pero te aseguro que la gente está deseando darse un abrazo.

.

¡Comparte Plàcet!

1 opinión

  1. José Mota, el muchacho de Montiel siempre es sinónimo de éxito, es la natural consecuencia de hacer el trabajo poniendo el corazón, un gran profesional y persona con la mayor de las virtudes, la humildad!

    Reply

Responder a Marisa Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>