“Me gusta buscar y vivir experiencias para tener cosas que contar”

Top de MANGO

Top de MANGO

India Martínez es Jennifer Jessica Martínez fernández (Córdoba 1985), la niña que siempre quiso ser cantante, la cantante que ha dibujado su camino a base de don, esfuerzo y paciencia hasta alcanzar una posición muy cercana a la cima de sus sueños. Ahora termina su gira “Te cuento un secreto” con un concierto en madrid el próximo 10 de febrero y PLÁCET ha querido fotografiarla mostrando su esencia para descubrir en esta entrevista a una mujer apasionada, con las ideas claras y sin miedo a mostrar su alma.

Jersey de punto beige de MANGO

Jersey de punto beige de MANGO

¿Cómo ha sido ir contando ese “secreto” por medio mundo?
Es una de las giras más bonitas que he vivido. El disco y los conciertos me hacen disfrutar al cien por cien, como me gusta. Son cosas que he soñado y amado desde muy niña… Pero no es un secreto lo que cuento, sino que son muchos. Sobre el escenario estoy contando cosas que ni siquiera los fans más cercanos conocían de mí.
¿Por ejemplo?
Que me gusta acompañarme con la guitarra desde que era una niña para componer o cuando me encuentro a gusto con mis amigos en una fiesta, siempre saco mi guitarra. Estos detalles no me había atrevido a compartirlos hasta ahora en los conciertos, porque soy muy perfeccionista, pero ahora me siento segura para hacerlo. También desvelo que además de acompañar mis sentimientos con la música, también lo hago con el dibujo. Cosas muy personales, que ahora comparto cuando canto en directo. Y nunca me voy de un concierto sin recordar mi esencia, mi raíz, cantando temas que me cantaba mi abuelo desde que era un bebé, un momento en el que suelo llorar.

Jersey de ROBERTO VERINO

Jersey de ROBERTO VERINO

“David Bisbal me recomendó en una ocasión que cuidara mucho mi entorno y ha sido un buen consejo”
¿Significa todo esto que has alcanzado un grado de madurez completo?
Lo suficiente como para disfrutar de lo que hago, pero sigo aprendiendo. Me queda muchísimo por delante y me gusta reinventarme, buscando sonidos, provocar viajes, experiencias; en definitiva vivir para tener cosas que contar.
¿Cómo han sido tus primeros conciertos en México y en Buenos Aires?
Increíbles. No me esperaba que se llenase ni tan buena reacción del público, que coreaba mis canciones como si estuviera en España. Ha sido muy bonito.

¿Cómo creas tus discos?
Cada trabajo es un mundo. Son etapas diferentes e intento cubrir mis necesidades. Como me siento, así sale.
Cada disco es un traje a medida porque lo necesito así. Cuanto más auténtico eres, más posibilidades tienes de transmitir y de llegar al público, a los corazones de la gente.
¿En qué momento escribes mejor, cuando estás triste o cuando estás alegre?
Depende, un día surge en un avión a solas y otro con una guitarra y mis amigos o productores, de los que he aprendido mucho.
Compongo desde niña pero me gusta escuchar diferentes puntos de vista para buscar lo mejor.
En mi primera etapa he tirado de la parte más desgarradora, de la rabia de esos desamores (“90 minutos” o “Vencer al amor”).
Cuando nos duelen de verdad las cosas las canciones te meten dentro y parece que vuelvas a vivir esas situaciones.
Pero también me gusta inspirarme en la alegría, en las cosas bonitas; cuando estás enamorado de alguien, quieres que lo sepa todo el mundo.

“Vengo de un barrio humilde, donde existía la exclusión social, y en el que había muy pocas oportunidades”
¿Desde qué estado de ánimo estás escribiendo tu siguiente disco?
He empezado a componer ya en los aviones. Ya tengo cuatro temas y va a sorprender porque es totalmente nuevo.
Estoy en un momento en el que no puedo parar. Me gustaría descansar un poquito para coger aire, pero mi cabeza y las circunstancias no me dejan.
¿Cómo ha sido convertirte en la estrella que hoy eres?
Ha sido por el empeño que le he puesto y el apoyo de mi familia. He sido insistente, muy pesada, repitiendo una y otra vez, quiero cantar y no quiero otra cosa en mi vida porque es lo que más me gusta del mundo. Ha habido momentos de dudas, porque no todo en el camino es perfecto o bonito y ha habido engaños y desilusiones. Tampoco surge de repente, de la nada, sino que hay mucho trabajo detrás. Vengo de un barrio súper humilde donde existía la exclusión social y en el que había muy pocas oportunidades, no había ni de dónde coger fuerza moral ni económica. Salir de ahí cuesta, todo ha ido despacito, pero así me gusta, porque lo voy valorando mejor y me ayuda a luchar con mucha fuerza.
He aprendido a no conformarme, a no parar, pero con la capacidad de disfrutarlo.
¿Qué ha sido lo más sencillo y lo más complicado del camino?
Tengo mucha facilidad para aprenderme las canciones muy rápido y a veces he abusado de esa cualidad.
Lo difícil es estar lejos de mi familia. Ahora tengo muy claro cómo aprovechar y con quién disfrutar cada pequeño momento que me queda libre: un día a Málaga a ver a mi hermana, otro a Córdoba a ver a las abuelas y otro para reunir en mi casa a los amigos y hacer una comilona.
¿Dónde queda el flamenco en tu raíz y evolución?
Intento ser fiel a mi corazón, no a una música o a un estilo en concreto. Estoy en una evolución constante. Puedo cantar algo muy cercano al rock y después apetecerme unas bulerías; me encanta sentirme libre y lo que lo une todo es que siempre hay una guitarra flamenca.
¿Qué música llevas en tu móvil?
Escucho mucha música árabe, me inspira mucho (estudia árabe desde los 14 años), por ejemplo a Umm Kalzum, que me la descubrió Paco de Lucía.
¿De las personas que has conocido en tu carrera musical quién te ha ayudado más o dado el mejor consejo?
Mi padre (Alfonso) me ha transmitido la constancia, la lucha y la paciencia.
Mi primer manager me decía que no tuviera prisa, que seguro llegaría el día en que “la niña de fuego”, como me llamaba, llegue a Madrid para triunfar.
Años después, David Bisbal me firmó un libro suyo donde escribió deseándome suerte y que cuidase mucho mi entorno.
¿Qué te gusta hacer cuando paras?
Me gusta ir al cine, engancharme a una serie y verla en dos días de manera enloquecida, me gusta irme al campo a correr, la playa y escaparme a Cabo de Gata.
El 10 de febrero cantas en Madrid, ¿qué te da esta ciudad?
Me activa. Soy muy tranquila y cuando vengo a Madrid me acelero. Que a veces lo necesito, pero no para vivir siempre.
¿Se puede contar lo que sientes en el escenario?
Quieres llorar y reir, quieres darlo todo. Y aunque todo está muy ensayado, me gusta dejarme llevar, que la improvisación me lleve a sentir que estoy sola en mi habitación para mostrar mi yo más verdadero.

// Texto: Javier Estrada.
    Fotógrafo: Jorge Puente.
    Realización: Beatriz Iglesias.
    Estilista: Majo Muñoz.
    Peluquería: Omar El Gharbawi para Maison Eduardo Sánchez (Leonor Greyl).
    Maquillaje: Beatriz Iglesias de The Artist Talents para dermalogica & Collistar.
    Videógrafo: Fernando Gutiérrez Bonilla.
    Asistentes de fotografía: Quique Gilau & Nacho Casado.
    Agradecimientos especiales a Sony Music España y Treintay3.

 

 

.

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>