La Marca Media entre el mundo cristiano y el musulmán en Chamartín

Por Luis Pérez Nieto
Historiador del arte y gestor cultural.
Presidente de Madrid en Ruta, cuyo objetivo es dar a conocer el patrimonio de Madrid.

La iglesia de San Miguel, románico mudéjar en Chamartín

Madrid, fundada por el emir Mohamed I (hijo de Abderramán II) en el año 853, pasa a ser, tras la conquista por el rey leonés Alfonso VI hacia el 1083, parte de la Marca Media que definía el fin de la España cristiana y el inicio de Al- Ándalus. En Chamartín, uno de los sexmo(aldea aledaña) regido por el fuero de Madrid datado en 1202, se erige la iglesia de San Miguel, El arcángel que mató al diablo, un santo guerrero para un lugar en peligro constante por la incursión de rafias musulmanes.
La fachada de la iglesia de San Miguel, ubicada en la Avda. de Burgos, 2, consigue una gran plasticidad fruto de la utilización magistral de un elemento tan sencillo y barato como el ladrillo.

La fachada de la iglesia de San Miguel, ubicada en la Avda. de Burgos, 2, consigue una gran plasticidad fruto de la utilización magistral de un elemento tan sencillo y barato como el ladrillo.

La Marca Media
Durante la Reconquista, entre los siglos XI y XIII, los núcleos urbanos de la zona entre el río Duero y el Tajo pasaron a tener una gran importancia debido a su situación estratégica, en la zona llamada Marca Media. Esta marca, definía el fin de la España cristiana y el inicio de Al- Ándalus.
Dentro de esta zona destacaba un núcleo que iría tomando protagonismo y que acabaría siendo capital de España: Madrid. Una vez asentado el gobierno castellano en la zona, la ciudad pasa a tener una población que se dividiría en vicus (especie de barriadas) y en sexmos (aldeas aledañas).
Chamartín surge como un sexmo de Madrid, así como Vallecas, Vicálvaro, Ambróz, Coslada, Rivas, Vaciamadrid, Velilla, Rejas, Canillas, Hortaleza, Fuencarral y Fuentelfresno. Estos sexmos dependían administrativamente de Madrid y se regían por un fuero datado en el 1202.
Mezcla de culuras
La zona de Madrid y la Marca Media se sitúan en un lugar geográfico especial al ser limítrofe entre el mundo islámico y el mundo cristiano. Aunque con repoblación cristiana desde el siglo XI, Madrid y sus sexmos poseían una amplia población mudéjar. Es decir población de origen musulmán que habían decidido vivir entre cristianos.
Esta mezcla de culturas hará que las iglesias de la zona tengan influencia islámica, creándose un estilo llamado románico mudéjar o de ladrillo, por el material principal utilizado.

San Miguel Arcángel en primer término. En el interior, los bordes del artesonado rematan en una decoración de cuadros entrantes y salientes, que crean el llamado ajedrezado o taqueado jaqués.

San Miguel Arcángel en primer término. En el interior, los bordes del artesonado rematan en una decoración de cuadros entrantes y salientes, que crean el llamado ajedrezado o taqueado jaqués.

San Miguel Arcángel
En Chamartín se va a edificar una iglesia con las características típicas del románico mudéjar realizado en ladrillo, la iglesia de San Miguel Arcángel. La advocación a san Miguel tiene su sentido si recordamos de nuevo la situación geográfica de la Marca Media y el peligro constante de la incursión de rafias musulmanes en el recién conquistado territorio cristiano. San Miguel, el arcángel que mató al diablo, un santo guerrero, para un territorio en plena Marca Media, nada extraño ni casual.

Batalla de Las Navas de Tolosa (16 de julio de 1212), óleo de Van Halen expuesto en el palacio del Senado (Madrid). La batalla de Las Navas de Tolosa, llamada en la historiografía árabe «batalla de Al-Uqab» o «Al-'Iqāb» 'la cuesta' (معركة العقاب) y en la cristiana también «batalla de Úbeda», enfrentó el 16 de julio de 1212 a un ejército aliado cristiano formado en gran parte por las tropas castellanas de Alfonso VIII de Castilla, las aragonesas de Pedro II de Aragón y las navarras de Sancho VII de Navarra contra el ejército numéricamente superior del califa almohade Muhammad an-Nasir en las inmediaciones de la localidad jienense de Santa Elena.

Batalla de Las Navas de Tolosa (16 de julio de 1212), óleo de Van Halen expuesto en el palacio del Senado (Madrid).
La batalla de Las Navas de Tolosa, llamada en la historiografía árabe «batalla de Al-Uqab» o «Al-’Iqāb» ‘la cuesta’ (معركة العقاب) y en la cristiana también «batalla de Úbeda», enfrentó el 16 de julio de 1212 a un ejército aliado cristiano formado en gran parte por las tropas castellanas de Alfonso VIII de Castilla, las aragonesas de Pedro II de Aragón y las navarras de Sancho VII de Navarra contra el ejército numéricamente superior del califa almohade Muhammad an-Nasir en las inmediaciones de la localidad jienense de Santa Elena.

La quema de conventos
La iglesia de San Miguel estuvo en pie desde el siglo XIII hasta mayo del año 1931, fecha en la que fue arrasada dentro de los episodios de quema de conventos e iglesias por parte de anarquistas y republicanos entre los días 10 y 13 de mayo de 1931, pocas semanas después de haberse proclamado la Segunda República.
La iglesia fue reconstruida en los años 40 sobre las ruinas de la antigua iglesia mudéjar siguiendo las trazas e intentando imitar en lo máximo posible a la antigua.
exterior
La arquitectura
La arquitectura mudéjar de la iglesia de San Miguel toma prestados y hace propios elementos de la arquitectura andalusí, como los materiales pobres, generalmente ladrillo y madera. El arquitecto mudéjar llamado alarife, juega con la plasticidad del ladrillo para crear formas y decoraciones relacionadas con el mundo islámico, por lo general arco de herradura, decoración de ataurique, lacería, etc, aplicadas al mundo cristiano.
La iglesia posee planta rectangular con un campanario a los pies, que sirve como pórtico de acceso en su parte baja. El tejado tiene una vertiente a dos aguas y está cubierto por teja árabe y sobre el altar se levanta un pequeño cimborrio cuadrangular que ilumina el interior con ventadas rectangulares.
El interior de la iglesia es una planta basilical de una gran nave, separada en tres por columnas de hierro forjado con capiteles compuestos, pintadas en blanco, y techumbre adintelada en su interior. Las columnas laterales y la bajada del techo en los laterales crean una sensación de tres naves.
El friso de madera del altar juega con una decoración de lacería donde una serie de estrellas de ocho puntas se entrelazan con motivos geométricos. Esta misma decoración se repite en las partes rebajadas del artesonado del techo que hace que la iglesia tenga dos naves laterales.

Las fiestas de Chamartín
Actualmente, recordándonos que Chamartín fue un sexmo dependiente de Madrid en aquella Marca Media, las fiestas del distrito siguen dedicadas al santo guerrero, San Miguel, que defendía a los antiguos habitantes de la pequeña aldea y que ahora es el patrón de las fiestas de uno de los barrios con más historia de nuestra ciudad.

campanario san miguel (2)

 

 

 

.

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>