Historia de los asesinatos más famosos de Madrid

Por Luis Pérez Nieto
Historiador del arte y gestor cultural.
Presidente de Madrid en Ruta, cuyo objetivo es dar a conocer el patrimonio de Madrid.

Madrid ha sido escenario de algunos de los crímenes más curiosos y misteriosos que han marcado la historia de la ciudad. Aquí nos centraremos en tres asesinatos cuyos protagonistas tenían un papel relevante en la vida política y militar. Estos crímenes han quedado en el imaginario colectivo de Madrid llegando a formar parte de su leyenda negra.

Atentado contra la vida del General Prim, en la calle del Turco, la noche del 27 de diciembre de 1870.

Atentado contra la vida del General Prim, en la calle del Turco, la noche del 27 de diciembre de 1870.

Asesinato del General Prim
El General Prim fue un militar y político que llegó a la presidencia del Gobierno en funciones tras la Gloriosa Revolución de 1868 y la expulsión de Isabel II de España. Prim consiguió que Amadeo de Saboya aceptase el trono español dentro de una nueva monarquía parlamentaria.
El 27 de diciembre de 1870 tras terminar su reunión en las Cortes para ultimar los detalles de la llegada del nuevo rey Amadeo I a España, Prim montó en su berlina para dirigirse a su residencia en el palacio de Buenavista en Cibeles. Al entrar por la calle del Turco (actual calle Marqués de Cubas), dos carruajes cortaron el paso a la berlina del presidente e inmediatamente dos embozados comenzaron a disparar, hiriendo de gravedad a Prim. Tras el ataque, el coche del presidente llegó rápidamente a Buenavista donde el general Prim fue atendido de urgencia. Prim entró por su propio pie y las primeras noticias hablaban de tan sólo heridas superficiales; pero tres días más tarde moriría a consecuencia de la infección ocasionada por las heridas.

Asesinato de José Canalejas
José Canalejas fue presidente del gobierno entre 1910 y 1912. Canalejas quería crear un nuevo tipo de monarquía más moderna y cercana al pueblo. Entre sus novedades políticas encontramos: El servicio militar obligatorio fuese cual fuese el nivel social, la abolición de la pena de muerte o la reducción de la jornada a 9 horas. El martes 12 de noviembre de 1912 Canalejas tenía reunión de ministros en el ministerio de la Gobernación (Actual edificio de la Comunidad de Madrid). Cerca del Ministerio, en plena Puerta del Sol, tenía su sede la librería San Martín, en cuya vitrina solía pararse Canalejas para ver un mapa de la evolución de la guerra de los Balcanes. Fue en el momento de estar mirando el mapa de Europa cuando un anarquista llamado Manuel Pardiñas se acercó por la espalda a Canalejas disparándole dos veces en la cabeza, cayendo su cuerpo inerte sobre la acera. La gente empezó a arremolinarse en torno al cadáver. Pardiñas quedó aprisionado entre la gente e intentó huir. Al ver que no tenía escapatoria decidió suicidarse pegándose un tiro con la misma pistola que había usado para asesinar a Canalejas.

En 1912, un anarquista llamado Manuel Pardiñas se acercó por la espalda al presidente del gobierno José Canalejas disparándole dos veces en la cabeza

José Canalejas yace frente a la librería San Martín en la Puerta de Sol. 1912.

José Canalejas yace frente a la librería San Martín en la Puerta de Sol. 1912.

El crimen del capitán Sánchez

El Capitán Sánchez en la carcel antes de ser ajusticiado

El Capitán Sánchez en la carcel antes de ser ajusticiado

El capitán Sánchez era un militar gallego que llegó a Madrid en el año 1913, tras ser abandonado por su mujer, la cual huyó a América harta de los malos tratos. A la capital llegó junto a su hija Marisa, que aparte de ser su hija mayor, era su amante.
Tras su llegada a Madrid la incestuosa pareja organizó un plan para buscar a algún soltero ricachón al que poder extorsionar. El plan era el siguiente: Marisa seduciría a su víctima e irían a casa del capitán Sánchez, donde éste los descubriría en el dormitorio y fingiría ser un padre deshonrado, pidiéndole una cantidad ingente de dinero a cambio de no destapar el escandaloso episodio a las autoridades.

La hija y amante del Capitán Sánchez durante su interrogatorio.

La hija y amante del Capitán Sánchez, Marisa, durante su interrogatorio.

El plan era perfecto. Marisa había conquistado a un soltero de oro llamado Jalón, pero los celos del capitán Sánchez hicieron que matase al ricachón de un martillazo. Es en este momento cuando deciden deshacerse del cadáver de Jalón de una manera bastante curiosa; cocinándolo al ajillo como si fuese un conejo. Una vez cocinado lo arrojaron por las cañerías, las cuales quedaron atascadas. Cuando llegaron los fontaneros descubrieron el cuerpo de Jalón y avisaron a la policía, que detuvo al capitán Sánchez y a su hija Marisa. Una vez confesado el crimen, el capitán fue ejecutado al día siguiente y Marisa pasó el resto de su vida en la cárcel hasta que murió enajenada.

El Capit´an Sánchez y su hija y amante, Marisa, tras matar a su víctima, la cocinaron al ajillo antes de deshacerse de sus restos

Descubrimiento de los restos, cocinados al ajillo, de la víctima del Crimen del capitán Sánchez, Rodrigo García Jalón, en el picadero de la Escuela de la Guerra.

Descubrimiento de los restos, cocinados al ajillo, de la víctima del Crimen del capitán Sánchez, Rodrigo García Jalón, en el picadero de la Escuela de la Guerra.

 

 

¡Comparte Plàcet!

4 opiniones

  1. El crimen del general Prim no sucedió como se cuenta. Le dispararon en la calle del Turco pero lo remataron en su dormitorio del palacio de Buenavista primero apuñalándolo por la espalda y luego estrangulándolo a lazo según la única autopsia realizada. Prof. Dr. Francisco Pérez Abellán. presidente de la Comisión Prim de Investigación.

    Canalejas no murió de dos disparos en la cabeza sino de uno solo que le entró por debajo del lóbulo de la oreja de la parte izquierda y le salió por el oído derecho. Prof. Dr. Francisco Pérez Abellán

    Reply
  2. En relación con el asesinato de Prim, la teoría que comenta usted, señor Francisco Pérez, efectivamente es una nueva teoría que surge a través de una autopsia realizada a la momia de Prim por parte de la doctora María del Maro Robledo y el profesor Koutsourais en el año 2012. Estas conclusiones aparecen el libro “Las muertes de Prim” (Editorial TEBAR 2014). Efectivamente en las conclusiones se habla de un posible asesinato, pero aún así, la versión oficial e histórica es que murió por la infección de las heridas ocasionadas en la calle del Turco.

    Según el Sumario oficial instruido por la muerte de Prim en el VOLUMEN Nº 2 Folio 136r –141v – AUTOPSIA.- INFORME MEDICO VERBAL.-Declaración de los médicos forenses el 31 de diciembre de 1870 (cuatro días después del atentado). Los folios son de muy difícil lectura por la caligrafía y la tinta. Sin embargo queda claro que la herida del hombro izquierdo del general, donde recibió ocho impactos, que presenta un relieve de un agujero de seis centímetros de diámetro es “mortal ut plurimum”. (Es decir, mortal de necesidad).
    Usted como presidente de la Comisión Prim de Investigación deberá conocer.

    Por otro lado el asesinato de Canalejas, algunas fuentes hablan de 3 tiros (uno fallido contra la vitrina de la librería). Los disparos se realizan por parte de Pardiñas con una pistola browning. Uno fue fallido, otro disparo mortal en la región occipital con orificio de entrada por detrás de la oreja izquierda y salida por el oído derecho. Y un último disparo que sólo rasguño el cuero cabelludo del Presidente. La autopsia la realizaron los doctores, Rivera, Tomás Maestre Cal y Bejarano. Curiosamente en el auxilio al cadáver ayudó un jovencísimo Gregorio Marañón. La herida fue también “mortal ut plurimum”. (Es decir, mortal de necesidad).
    Toda esta información esta sacada del libro del profesor José Manuel Reverte Coma llamado “Biografía del asesinato José de Canalejas y Méndez”
    En la sección de “Declaraciones” hubo testigos que hablan de hasta 5 disparos.
    En el libro “De Madrid al infierno” de Marco Besas se habla de dos disparos.

    En fin creo que con toda esta documentación se puede ver que el artículo tiene suficiente material que lo avala.

    Reply
  3. Estimado amigo Pérez lo que parece en la supuesta autopsia del sumario de Prim es el latinajo incorrecto ut plurimunt en vez del que usted corrige probablemente porque yo lo había corregido antes. Que Prim fue rematado en su lecho de dolor en el palacio de Buenavista no es una hipòtesis sino los datos que proporciona el cadáver de Prim al que sacamos de su entierro de 140 años. De modo que podemos desmentir que nunca antes se le hiciera autopsia alguna aunque se diga que se le hizo. La doctora Mar Robledo experta en antropología y doctora en Medicina Legal y Forense fue quien realizó la primera autopsia completa de los restos de Prim y el resultado es que los médicos que dicen que le atendieron no aciertan con el diagnóstico Prof. Dr. Francisco Pérez Abellán, presidente de la Comisión Prim de Investigación

    Reply
  4. Respecto a Canalejas insisto porque he estudiado su magnicidio. Murió de un tiro en la cabeza. Y no se le hizo autopsia tal y como entendemos esta. Por cierto en la foto que ilustra su artículo, amigo Pérez, el que está tendido no es Canalejas sino un actor llamado Arcos que intervino en un documental hecho aquel año de 1912 en el que se falsifica el atentado comntándolo al revés de como fue. El que hacía de criminal en esta reconstrucción fallida era un jovencísimo Pepe Isbert en su primera intervención en el cine. Prof. Dr. Francisco Pérez Abellán.

    Reply

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>