65 años del recinto ferial de la Casa de Campo

Por Luis Pérez Nieto
Historiador del arte y gestor cultural.
Presidente de Madrid en Ruta, cuyo objetivo es dar a conocer el patrimonio de Madrid.
FERIA DEL CAMPO 2

El sábado 27 del año 1.950 se inauguraba la Feria del Campo de Madrid fue una exposición que se celebraba trianualmente. Una feria activa hasta principios de los 70. Dada la fama que adquirió en su primera edición, tomó carácter internacional en 1.953, y se mantuvo vigente hasta 1.975, sumando un total de 10 ediciones.

En cada feria, trianual, además de la exhibición de las ultimas novedades agropecuarias, se organizaba un festival folclórico. En la imagen la Feria de 1962.

En cada feria, trianual, además de la exhibición de las ultimas novedades agropecuarias, se organizaba un festival folclórico. En la imagen la Feria de 1962.

Cada uno de los pabellones era presidido por gente vestida con los trajes típicos de su región

Recorrer la geografía española sin salir de la ciudad
La Feria se ubicó en la Casa de Campo, se dividía en diferentes pabellones, constituyendo todo un repertorio de la arquitectura regional española. Cada uno de estos pabellones estaba presidido por gente vestida con los trajes típicos de su región. De esta manera podíamos recorrer la geografía española sin salir de la ciudad y poder admirar lo mejor de sus productos agrícolas, cerámica, ganadería, gastronomía etc. Todo un festival folclórico donde a su vez, en la feria del Campo, se exhibían las últimas novedades agropecuarias para hacer las delicias de los visitantes.
Antecedentes históricos
Pero la Feria tenía unos antecedes históricos que nos hacen remontarnos a los años 20, durante el reinado de Alfonso XIII; cuando la Asociación General de Ganaderos del Reino pidió al rey poder celebrar sus exposiciones, exhibiciones y concursos de ganado en los terrenos cercanos al arroyo Meaques en la Casa de Campo. Hay que recordar que la Casa de Campo era propiedad de la corona hasta que en el 1931 la II República la transformó en un parque público.

La Casa de Campo fue propiedad de la corona hasta que en el 1931 la II República la transformó en un parque público.
La Asociación General de Ganaderos del Reino pidió en los años 20 a Alfonso XII, poder celebrar sus exposiciones, exhibiciones y concursos de ganado en los terrenos cercanos al arroyo Meaques en la Casa de Campo. En la imagen, Casa de Campo en 1907.

La Asociación General de Ganaderos del Reino pidió en los años 20 a Alfonso XII, poder celebrar sus exposiciones, exhibiciones y concursos de ganado en los terrenos cercanos al arroyo Meaques en la Casa de Campo. En la imagen, Casa de Campo en 1907.

La construcción
Durante el régimen franquista, en la década de los 50 comenzó la construcción de los diferentes pabellones que servirían de sede a la Feria del Campo. Para tal efecto, Patrimonio Nacional cedió los terrenos colindantes a la avenida de Extremadura. Las encargadas de costear la construcción de cada pabellón fueron las cámaras agrarias de las diferentes provincias españolas acorde con el estilo arquitectónico de cada una de ellas.
La Feria del Campo tuvo como director arquitectónico al arquitecto Francisco Cabrero Torres-Quevedo. Entre algunos de los edificios que construyó están la Escuela de Hostelería y el pabellón de Cristal. Otros arquitectos conocidos que intervinieron en algunos de los pabellones fueron: Secundino Zuazo (Pabellón de Canarias), Germán Valentín y Manuel Fisac (Pabellón de Ciudad Real), Alejandro de la Sota (Pabellón de Pontevedra).
Algunos de los pabellones más pintorescos y representativos fueron el de Toledo con la Puerta de Bisagra, el de Zaragoza con la Puerta del Carmen o el de Asturias con un típico hórreo.

Horreo del Pabellón de Asturias.

Horreo del Pabellón de Asturias.

Patrimonio del Ayuntamiento
En 1977 todo el recinto de la Feria del Campo pasó a ser patrimonio del Ayuntamiento de Madrid. El lugar empezó a quedar progresivamente en el olvido, lo que permitió el derribo de algunos pabellones como los de Cádiz, Jaén, Murcia y Coruña.

Pabellón de Segovia.

Pabellón de Segovia.

Camino a la ruina
La desidia, el olvido y los intereses partidistas de las diferentes cámaras de comercio regionales en torno al recinto ferial han hecho que poco a poco llegue a un estado de dejadez y deterioro, que, añadido al desprecio por nuestra propia historia, han llevado casi a la ruina a este lugar tan especial.
Desde 1989 las instalaciones eran gestionadas por el Patronato de la Feria del Campo, con cuya política se desalojaron 15 pabellones, y se demolieron otros 44.

Rehabilitación
En el año 2001 la explotación del recinto ferial pasó del antiguo Patronato de la Feria del Campo a la Empresa Municipal Campo de las Naciones, actualmente Madrid Espacios y Congresos SA. En la actualidad se contabilizan 60 inmuebles con una superficie de 162.425 metros cuadrados, de los que solo se utilizan puntualmente unos pocos.
Ha sido la iniciativa privada de la Asociación de Restauradores de Madrid la que se está encargando de la rehabilitación y explotación de algunos pabellones provinciales para restaurantes, creándose el denominado Paseo Gastronómico con restaurantes de lujo.

 

.

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>