Escape room, el juego que arrasa en Madrid

Vivir tu propia aventura real, huir a contrarreloj.  es la nueva forma de invertir el tiempo libre que está de moda. Más de una veintena de salas rodeadas de misterio, ambientadas en diferentes escenarios, se encuentran dispersas por toda la ciudad. Parejas, familias y amigos, apuestan por esta original fórmula para restar estrés y sumar diversión con dosis de ingenio.

Interior de Lever, juego de escape en el que hay que salir tras obtener el botín.

Interior de Lever, juego de escape en el que hay que salir tras obtener el botín.

El escapismo está de moda. En 2013 abrió sus puertas el primer escape room de Madrid. Desde entonces la fiebre por descifrar los enigmas que te permiten salir de estas salas no ha parado de aumentar. Estudiantes estresados, familias enteras, grupos de amigos, se han enganchado a esta reciente tendencia importada de Budapest. Resolver acertijos en escenarios ambientados en épocas lejanas, descubrir las contraseñas e interpretar las pistas que te llevan a salir de esos lugares, es el objetivo de los juegos de escape. Personas ingeniosas, astutas y con muchas ganas de diversión se adentran en ellos con apenas unas nociones previas sobre la temática y las forma de huir antes de que se agote el tiempo.

Pioneros
Desireé Olivares, propietaria de Parapark, el primer escape room madrileño, conoció este juego de aventuras físico, tal y como se conoce hoy, durante un viaje a Hungría en 2012. A partir de ahí, trabajando codo con codo con su impulsor, Attila Gyurkovics, dieron forma a dos salas: una de nivel inicial-medio y otra algo más avanzado. De esta forma, ideó un espacio al que trasladó los tradicionales enigmas de papel, las pruebas de las  gymkanas y los videojuegos. “Se trata de un escape muy analógico que no requiere conocimientos previos, dirigido a todos los públicos”, asegura Olivares.

Más nivel, más “tecno”
Comenzó como jugador y ha creado Lever, su propio escape room. Sergio Alonso, ofrece a grupos de entre 4 y 6 personas dos opciones de distintos niveles: La Sala y La Banda de Leo. La segunda responde a la demanda del público que ya tiene cierta experiencia y solicita un nivel más alto. Uno de los pilares característicos de este escape es el uso de las nuevas tecnologías en las pruebas, así como para ambientar la sala y hacerla lo más realista posible. “Deben colarse en la cámara acorazada de un banco para robar unos diamantes y con la tecnología conseguimos que la gente se lo crea”, explica Alonso. Este joven emprendedor aúna en sus juegos pruebas lógicas y creativas, que requieren distintas habilidades. De este modo, pretende que la clave que lleve a resolver el enigma sea el trabajo en equipo. “Todos pueden realizar su aportación y cada miembro siente que, en parte, ha conseguido el objetivo gracias a él”.

Con desconocidos y buen sabor
Compartir juego y mantel también es posible. La diversión dándole al coco en estas salas, no es incompatible con disfrutar de buena comida y entablar nuevas relaciones. Si bien es cierto que la mayoría de las salas están pensadas para que un grupo de amigos realicen la reserva, los escapes están ampliando su oferta y no solo en lo que a incógnitas se refiere. Enigmatium Room comienza el juego con un mail. Éste ofrece la pista para averiguar el lugar donde se encuentra un antiguo refugio de la Guerra Civil. Una vez allí, los participantes comienzan el juego, que se prolonga durante tres horas, mientras degustan una rica comida solo entre el equipo, o bien con otros atrevidos desconocidos, que seguro dejan de serlo una vez finalice la aventura.

Cóctel de ingenio y teatro
¿Cómo se desenvuelve la mente humana en una escena terrorífica? “La Criatura” es la mayor amenaza de la que deben huir los jugadores que se atrevan a entrar en este escape teatralizado. La experiencia pueden vivirla varios participantes hasta completar un mínimo de 12 personas y un máximo de 20, compuesto por uno o varios equipos, organizados de forma equitativa y complementaria. Dos actores se encargan de acompañarles a lo largo de un teatro inspirado en el imaginario de H.P. Lovecraft. La dificultad de muchos de los enigmas podría considerarse elevada, aunque es posible avanzar sin problemas en la mayor parte del juego. Eso sí, quizás los más sensibles queden impresionados por la atmósfera terrorífica.

Detalle del decorado del escape room teatralizado La Criatura.

Detalle del decorado del escape room teatralizado La Criatura.

Texto y fotos de María Luisa Parra.

.

¡Comparte Plàcet!

1 opinión

  1. Enhorabuena por este fantástico artículo. Mencionáis grandes juegos, muy interesantes.
    Me gustaría compartir con vosotros nuestro apartado de Escape Rooms de la provincia de Madrid, donde ya tenemos 88 salas https://www.escapistas.club/escape-rooms/madrid y me gustaría animar a todos los lectores a los que les haya llamado la atención el artículo a que se atrevan a probar un juego y comprobar por si mismos lo que es una Escape Room, que seguro que no quedarán indiferentes.

    Reply

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>