“La mejor forma de utilizar la fama es ayudando a los demás”

Dani Rovira ©Xavier Torres-Bacchetta

Dani Rovira, el actor de moda desde el bombazo que resultó ser Ocho apellidos vascos se enfrenta a la esclerosis múltiple en su nueva película, 100 metros, una historia real de superación entre la comedia y el drama. Charlamos con él sobre la fama, la solidaridad, la política y la importancia de utilizar la repercusión mediática en algo que merezca la pena.

La película 100 metros ¿qué tiene de peli y qué de proyecto solidario?
Obviamente es una película, pero de repente, y creo que el resto de actores pueden estar de acuerdo conmigo, es algo más que una película. En mi caso, es un proyecto que va a estar por encima de la taquilla que haga y de las buenas o malas críticas que tenga, porque creo que va a ser una herramienta de visibilidad, no sólo de la gente que tenga esclerosis, sino de todas esas enfermedades degenerativas o raras que no se ven comprendidas ya sea por las personas o por la administración. Aparte, creo que va a ser una película muy terapéutica para todos aquellos que, aunque no estén enfermos, piensan que el mundo está en su contra.
Tú eres muy de prestarte para las causas solidarias…
Es una cosa que siempre he hecho. Lo que pasa es que ahora parece que se nota más por la repercusión que parece que tiene cada cosa que hago o digo y, la verdad, ahora sí que apoyo a más causas.
Pero te llegarán muchas peticiones y a alguna le tendrás que decir que no.
Sí, pero la idea es que la vida me trata tan bien como para no agradecerlo de alguna manera.
Tal vez eso es mejor que hacerse fotos con la gente por la calle.
Sí, de hecho Clara y yo (se refiere a su pareja y actriz Clara Lago) estamos creando una plataforma de ayuda solidaria. Ya que nos dan el coñazo con las fotos por la calle pues que por lo menos sirva para algo. Hay que acabar de conformarla y tenemos que tener mucho apoyo de artistas o futbolistas u otras personas, pero ahí está el proyecto. Ahora estamos en el proceso de formación. Va a ser una fundación que se va a llamar “Fundación Ocho Tumbao” cuya finalidad va a ser recaudatoria para ayudar a personas, animales y naturaleza. No hemos querido cerrarle las puertas a nada.
Pero tu Facebook está lleno de proyectos de ayuda a animales.
Sí, es cierto, pero también es cierto que llevo cinco años haciendo galas benéficas para diferentes asociaciones en Málaga y todo esto despierta una necesidad, despierta un concepto que yo le llamo ayúdame y te habré ayudado. Como ahora cualquier cosa que haga parece que es importante, in-cluso tirarme un pedo, como yo creo que no es importante, pienso que la mejor forma de utilizar esta fama y esa repercusión en ayudar a los demás, ya que van a estar las cámaras y demás a mi alrededor pues prefiero que tenga una finalidad útil e importante de verdad. Ah, y agrega que también con esto te llevas muchos palos, porque cuando te posicionas políticamente o apoyando a algún tipo de colectivo siempre se produce una reacción en contra de esto.
¿También te mojas en el terreno de la política?
Sí, me mojo bastante. Cuando creo que alguien es un sinvergüenza lo digo y cuando creo que algo no está siendo como debe ser lo digo, y creo que hay más de un sinvergüenza dentro de la política. Y si tengo que hacer una crítica pública a Podemos también la hago, así como se la puedo hacer también al Partido Popular. Yo tengo mis inclinaciones políticas, por supuesto, lo que pasa es que he aprendido a que, a día de hoy, no hay un partido que represente todas las convicciones que yo tengo.

©fotografía de Ana Alcocer

©fotografía de Ana Alcocer

“Da igual qué o quién seamos. Lo importante es que hagamos lo que creemos que debemos hacer. Por eso yo me mojo”

Es verdad, yo hago las preguntas y tú eres un actor conocido, pero, al final, tú eres Dani y yo Alfonso, gente que pensamos, ciudadanos que vemos lo que hay.
Esa es una gran verdad. Da igual qué o quién seamos. Lo importante es que hagamos lo que creemos que debemos hacer. Por eso yo me mojo.
¿Pero has sentido que alguna vez esta reacción en contra de la que hablas te ha afectado?
Al principio sí que me afectaba, pero llega un punto en que como tengo claro que no he matado a nadie ni he abusado de nadie ni he hecho nada malo y pienso que es sólo mi opinión, que se metan conmigo no me debe afectar, me debe dar igual. A mí me parece mucho más interesante para la gente, incluso para ti, como periodista, que, cuando vayas a entrevistar a un artista, tenga algo que contar.
Yo también entrevisté hace algún tiempo a Clara Lago.
Clara es una mujer que se moja mucho también y es muy adulta. Es una mujer que conforme va avanzando en edad se va posicionando más y mojándose más, porque es muy joven, pero va teniendo una opinión muy seria y una forma de entender las cosas muy clara y muy centrada… cada vez más.
Sí, creo que la relación contigo le ha hecho posicionarse más, ser más reivindicativa, tener su posición más clara.
Bueno, al principio a ella le daba miedo el que alguien pudiera hablar mal de ella. Yo no es que le haya dicho nada, pero creo que sí puede ser que en una relación uno va influyendo en el otro. El hecho de que vayamos a crear ahora esta fundación juntos de la que te hablo, nace de una necesidad suya al ver que yo llevo tantos años haciendo esto y es un proyecto común muy bonito. Porque los dos parecíamos los dos últimos linces de España y estaban a nuestra caza. Portadas, etc y al final estábamos como asustados, porque todo el mundo quería cazarnos. Esto ya ha pasado un poco, pero decidimos que si alguna vez había que posar juntos pues que sea porque somos los fundadores de “Ocho Tumbao” y porque podemos recaudar dinero de diferentes formas que se nos ocurra. Así me hago todas las fotos que quieran con todo el gusto del mundo.

Dani Rovira ©Xavier Torres-Bacchetta

Volviendo a la peli, ¿Cómo calificarías tú 100 metros, comedia, drama…?
Es una película de superación.
La película tiene algo muy bueno y es que presenta algo tan fuerte como la esclerosis múltiple sin hacerlo lacrimógeno, desde ese punto de comedia, pero al final la realidad y la superación te hace llorar.
Para mí es una responsabilidad muy grande. De repente te ponen encima de tus hombros el tener que representar a una persona como Ramón Arroyo, que tiene una enfermedad que padecen 60.000 personas en este país, y en un principio me pude sentir abrumado, pero creo que se ha conseguido un resultado con mucha dignidad. Ni hemos pintado los mundos de yuppie ni hemos hecho esta enfermedad lo peor que te puede pasar. Además de Ramón también hay otros escleróticos que dan ese contrapunto a su fuerza positiva, porque, como en todo, hay colores y quien se toma mejor o peor la enfermedad. Por eso esta peli no es sobre un esclerótico que llega a hacer el Iron Man, sino sobre alguien a quien le dijeron que no podía hacer algo que demuestra que sí puede hacerlo.
¿Hiciste realmente el Iron Man al final con Ramón?
Era un medio Iron Man y sí lo hice, pero al final Ramón no pudo, porque tuvo una pequeña recaída. Yo me lo estuve preparando durante el rodaje con muchas horas de entrenamiento y aunque al final Ramón no podía, decidí hacerlo y correr por él y me puse en la camiseta un cartel que ponía: “Yo también tengo esclerosis múltiple”. Fue como cerrar un ciclo de una historia muy bonita.

“Miro para atrás y siento que no me he saltado ningún escalón, han sido muchos años, mucha carretera, muchos bares
de pueblo”

¿Y has tenido una buena relación con Ramón?
Sí, una gran relación. Es una persona con un sentido del humor brutal, que es algo que también le salva.
Así que el sentido del humor de la peli refleja el sentido del humor del personaje.
Sí. Él tiene un humor negro maravilloso. Es el tipo de persona que a los dos minutos de conocerle, te da la confianza como para meterte con él. Tiene un humor que yo creo que es el que se refleja en la película. Por ejemplo, yo me metía con él diciéndole: “ anda, no te quejes, que eres esclerótico, pero yo también tengo mi handicap, que yo soy andaluz”. Y desde el minuto uno nuestra relación se ha basado en el humor.
Pasando ahora a tu relación con Madrid, ¿Cuál fue tu primera sensación la primera vez que pisaste esta ciudad?
La primera vez que yo vine a Madrid fue a grabar un monólogo de Paramount y lo que más me llamó la atención fue lo grande que era todo y realmente. lo primero que pensé fue que ni en broma iba a venir a vivir aquí.
¿Cómo disfrutas de Madrid ahora que vives aquí?
A mí me gusta mucho la vida de barrio. Yo vivo en un barrio relativamente pequeño en el que la gente está acostumbrada a verme. Salgo mucho con los perros y no puedo andar escondiéndome. Por supuesto, no viviría en un barrio como Malasaña, y vivo en este barrio que tiene cerca parques como el Tierno Galván o Madrid Río, que a la hora de hacer deporte o sacar a los perros son perfectos, apenas salgo por ahí de copas, trato de hacerlo más en casa en petit comité.
He oído cosas como, Dani Rovira quiromasajista, cinturón negro de kickboxing…
“Te quedas to loco ¿no?” (risas) y monitor de ocio y tiempo libre y un montón de otras cosas.
A veces me hace gracia cuando leo que has tenido una carrera meteórica.
La verdad, miro para atrás y siento que no me he saltado ningún escalón, han sido muchos años, muchos cuentos, muchos cafés-teatros, mucha carretera, muchos bares de pueblo, muchas ferias.
¿De pequeño qué querías ser?
Veterinario y portero de fútbol. Mi ídolo era Paco Buyo. Tenía toda la pared llena de pósters de él.
¿Por Buyo estudiaste INEF?
No. Fue por un profesor de educación física en el Instituto que me hizo amar el deporte.
¿Algún sueño recurrente?
Que tengo que seguir yendo al Instituto y superar las matemáticas, yo soy de letras y tengo a veces esa pesadilla.
¿Te has disfrazado alguna vez para salir a la calle para evitar esto de la fama?
No, pero me gustaría. Hace poco estuve en Argentina y fue una sensación increíble el observar sin ser observado.

Texto: Alfonso Espinosa.

VER AQUÍ el trailer de la película 100 metros.

.

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>