15 cosas que nunca dirías en Madrid

El arte de la improvisación de Corta el Cable Rojo

Jose Andrés, Carlos y Salomón, monologistas profesionales, se unieron para montar el grupo de teatro impro Corta el cable rojo para hacer disfrutar al público del humor y la improvisación. Hasta noviembre, todos los lunes en el El Compaq Pequeño Gran Vía. Uno de los números de improvisación que presentan es Lo Peor; con los temas que les sugiere el público, improvisan sobre aquello que nunca se diría o haría en… Para Plácet lo han hecho sobre Madrid.

Un informático de Carabanchel con ascendencia de Valcabado del Páramo, un ingeniero informático gaditano con nombre de monarca con minas y un manchego recién salido de la vendimia, llegaron, no sabemos cómo, a dedicarse al mundo de los monólogos. Su vida iba de bar en bar y de sala en sala haciendo reír por toda la geografía española, pero los tres notaron que algo faltaba en sus vidas. Así fue como Carlos Ramos, nuestro informático carabanchelero, comenzó a dar clases de Improvisación. Salomón, el gaditano, y José Andrés, el manchego, llamados por la inquietud de ese salto al vacío que es el teatro sin guion, cayeron en una de las clases de Carlos. Tras ir desgranando todos los secretos de este bello arte, y por qué no decirlo, de salir algún día de juerga, formaron en 2011 el grupo de Improvisación “Corta el cable rojo”. Tras deambular por las salas más canallas de Madrid, recalaron en la Gran Vía. Ahora van a estrenar su cuarta temporada en su nueva casa: El Compaq Pequeño Gran Vía.

Un informático de Carabanchel con ascendencia de Valcabado del Páramo, un ingeniero informático gaditano con nombre de monarca con minas y un manchego recién salido de la vendimia, llegaron, no sabemos cómo, a dedicarse al mundo de los monólogos. Su vida iba de bar en bar y de sala en sala haciendo reír por toda la geografía española, pero los tres notaron que algo faltaba en sus vidas. Así fue como Carlos Ramos, nuestro informático carabanchelero, comenzó a dar clases de Improvisación. Salomón, el gaditano, y José Andrés, el manchego, llamados por la inquietud de ese salto al vacío que es el teatro sin guion, cayeron en una de las clases de Carlos. Tras ir desgranando todos los secretos de este bello arte, y por qué no decirlo, de salir algún día de juerga, formaron en 2011 el grupo de Improvisación “Corta el cable rojo”. Tras deambular por las salas más canallas de Madrid, recalaron en la Gran Vía. Ahora van a estrenar su cuarta temporada en su nueva casa: El Compaq Pequeño Gran Vía.

El Teatro de Improvisación es el arte de jugar con lo desconocido, con no saber qué te espera tras la siguiente frase, tras el siguiente gesto. Nada comparable a esa escena de tensión, tantas veces plasmada en el cine, como dos amigos puestos frente a una bomba sin saber qué cable cortar. Pues estos tres inconscientes “Cortan el cable rojo” cada lunes en el Compaq Pequeño Gran Vía.

“El Teatro de improvisación es el arte de jugar con lo desconocido”

Ve la pequeña muestra que Corta el Cable Rojo improvisó para Plácet sobre Cosas que nunca dirías en Madrid…

Otra muestra de Corta el Cable Rojo para plácet con las estaciones de Metro de Madrid…

Corta el Cable Roja nos cuenta su historia de forma especial e improvisada

.

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>