Cómo evitar las goteras en la azotea de tu edificio

Por mucho que uno piense que no le va a hacer falta contar con un buen sistema (incluso para las zonas que acaban por ser más secas y donde menos precipitaciones se producen a lo largo del año) que evite las goteras que tienen lugar en las azoteas de los edificios, antes o después, seguro que el haber tomado las medidas oportunas sale mucho más a cuenta que si se trata de reparar todos los daños que ya hayan tenido lugar. Por supuesto, lo más importante será el ponerse en manos de profesionales en lo que a impermeabilizaciones de cubiertas se refiere. Sin ellos, todo el trabajo puede ser en balde y un dinero mal invertido. Más allá de esto, hay otra serie de cuestiones que también habrán de tenerse en cuenta. Hacemos un repaso de todas ellas.

goteras_azotea

Prevención. En realidad, no importa en qué tipo de vivienda se encuentre uno, lo mejor en cualquier caso es llamar a profesionales para que evalúen la situación de partida e indiquen qué medidas (de ser el caso) conviene ejecutar. Se trata, eso sí, de un trabajo muy especializado por lo que, más allá de mirar por un presupuesto económico, lo que hay que hacer es apostar por una empresa que dé confianza, que cuente con años de experiencia a sus espaldas, que tenga buenas valoraciones por parte de otros clientes… Y, en definitiva, ver a este gasto no como tal sino como una inversión de futuro que evitará un desembolso mucho mayor a la larga. Sea cual sea el caso, seguro que pueden encontrar la solución más adecuada de acuerdo a las necesidades de cada cliente en particular.

Respetar el perímetro. Éste es, de hecho, uno de los puntos clave donde se puede apreciar si la empresa que se ha contratado para llevar a cabo la impermeabilización es de confianza o no porque, en un gran número de casos, donde se ve que acaba por dar problemas suele tener origen en esto. La capa de impermeabilización deben contar con una roza de revestimiento. Es decir, que no basta con que tape todo el suelo de la azotea, más allá de eso suele elevarse en el parámetro vertical para asegurar que, de ninguna manera, acabará por entrar el agua por ninguna zona. Después, esto puede taparse y embellecerse, pero el trabajo de un profesional estará por debajo y será algo que se notará a la larga.

Evitar acrecentar. Hay que tener en cuenta que si se opta por la opción de llevar a cabo la impermeabilización acrecentando el terreno lo más habitual es que este procedimiento resulte algo más económico, eso es cierto. Eso sí, no lo es menos el hecho de que esto mismo puede acabar por provocar otro tipo de problemas en los mismos perímetros que se comentaban en el punto anterior. Y, de ser el caso, no sería de extrañar el que se acabaran por sufrir las tan temidas filtraciones. Una vez más, lo que hay que valorar es si el precio compensa el riesgo o, si por el contrario, se quiere un trabajo bien hecho y que perdure a lo largo de los años.

Hacer pruebas. Antes de poner la protección final es muy normal que los profesionales del sector se quieran asegurar de que todo está tal y como debe. Es por esta razón por la que se suele llevar a cabo una prueba de estanqueidad. En ella se verá, de manera empírica, el resultado del trabajo. En el caso en el que algo no acabe de resultar como se esperaba, siempre habrá tiempo de modificarlo antes de que el cliente sufra las consecuencias para poder darle a éste las mayores garantías posibles.

Vigilar los sumideros. Éste es otro de los problemas que se encuentran con más frecuencia cuando se ha llevado a cabo una impermeabilización no del todo profesional porque, el no tener en cuenta los sumideros o los puntos de desagüe es saberse seguro de que aquello acabará por dar problemas de una manera u otra. Los profesionales encargados de impermeabilizar la azotea saben muy bien cuál es el método más efectivo para evitar que esto pase y con la prueba comentada en el punto anterior, uno se puede asegurar de que todo se ha hecho de la manera correcta.

Más allá de tener en cuenta los puntos anteriores, lo que no hay que perder de vista es que se puede contar con un servicio de calidad por precio asequible gracias a Internet. De hecho, gracias a la Red también se puede tener contacto con las empresas que ofrecen este tipo de servicios, sin mayores complicaciones y sin ningún tipo de compromiso. Así se sabrá lo que ofrecen para el caso concreto a tratar y cuanto habría que pagar, si al final se opta por el paso.

 

 

.

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>