Casa Montaña, su creador y la arquitectura modular

Paredes_01

Sergio Baragaño es un arquitecto asturiano de 43 años de edad que reside en Madrid y es el fundador y director del estudio Baragaño, especializado desde hace diez años en arquitectura industrial y modular.
Durante muchos tiempo trabajó para la empresa AcelorMittal, el principal productor siderúrgico y minero a escala mundial, donde conoció de cerca el acero como material, que comenzó a utilizar en sus diseños de edificios portuarios. Tras la experiencia, decidieron llevar lo aprendido a nuevos proyectos de viviendas.

Sergio Baragaño, arquitecto.

Sergio Baragaño, arquitecto.

¿Qué es la arquitectura modular?
No es un concepto tan diferente a la arquitectura convencional. Es importante saber que a nivel de diseño no existe ninguna restricción, que se construye por módulos en una fábrica para luego transportarlos por camión o barco hasta el emplazamiento final, donde se ensambla.
Cada casa o edificio se monta primero en la fábrica para asegurarnos de que todo está perfecto, y se vuelve a desmontar para transportarlo.
Mientras se trabaja en la fábrica, en la parcela se está haciendo la cimentación, que es más sencilla porque nuestros edificios pesan menos.
¿Qué materiales se utilizan?
Estructura metálica con fachadas ligeras, y la sensación interior de confort, funcionamiento energético y acústico es igual o incluso mejor que la construcción tradicional.
¿Cuáles son las ventajas de construir una casa modular?
Lo primero, el tiempo; se tarda la mitad o menos de la mitad que un edifico tradicional. También tenemos un control mayor sobre el producto final, además, factores como la climatología no retrasan las fechas de entrega.
Nuestro objetivo es acercarnos cada vez más a cómo se hace un automóvil en una cadena de montaje.
Además, hay que destacar que al ser modulares, las ampliaciones con muy sencillas de ejecutar.

Paredes_27

“Una casa modular tarda la mitad de tiempo en construirse, pero no es más barata”

Paredes_26

¿Podemos decir que en España este tipo de contrucciones son una novedad?
Si, en España se comienza a conocer y creo que ya es una fiebre. De pronto todo el mundo se interesa y todas las grandes constructoras están abriendo departamentos de arquitectura modular.
¿Cuál es la historia de este tipo de viviendas y qué paises han sido pioneros?
La referencia más importante es Japón, por sus problemas sísmicos y de espacio. Toyota es el mayor fabricante del mundo de viviendas modulares. Después estaría Estados Unidos, que comenzaron en la década de 1930 en California, concretamente en Los Ángeles, con el movimiento de las Case Study Houses o los países nórdicos y Reino Unido, también han sido pioneros en industrializar partes de edificios y fachadas.
¿Tienen alguna ventaja económica?
La vivienda modular es competitiva con la vivienda tradicional y lo que sí la diferencia, y se puede traducir en dinero, es que se tarda menos de la mitad de tiempo en poder ocuparla. Ahora estamos fabricando un hotel y el propietario sabe que podrá ocupar sus habitaciones y comenzar a recuperar la inversión seis meses o un año antes que si lo construyera por el método tradicional.
¿Si se comenzaron a construir en la década de los años 30, por qué no han triunfado a nivel mundial?
En muchos países es una realidad y una solución habitual.
En España somos un país más tradicional y durante muchos años nadie se ha preocupado por hacer nada diferente porque todo iba bien. Ahora son las nuevas generaciones las que están cambiando el chip. Están cambiando los espacios donde vive la gente y ya no se requieren tantos metros cuadrados. Por otro lado también detectamos clientes que lo que buscan es diferenciarse y tener una vivienda exclusiva.
¿Cuál es tu visión sobre el futuro de la arquitectura y las tendencias que vienen?
Detectamos mucho interés por las minicasas. Sin duda la gente joven cominenza a pensar en este tipo de viviendas modulares, no quieren grandes casa y sí espacios diáfanos compartidos, con techos muy altos y que espacialmente tenga algún plus, tipo altillo.
También hay clientes que quieren casas grandes con presupuestos altos, pero la tendencia es modular; las legislaciones de los ayuntamientos están cambiando y permitiendo licencias para construir estas viviendas y los arquitectos nos están llamando interesados.
Además, una gran ventaja como estudio de arquitectura es que todas las casas y edificios que fabricamos, las hacemos en Madrid, a 20 minutos de nuestro estudio y bajo un control estricto.

Paredes_23

La Asturias más rural es el escenario elegido hace un años por una familia inglesa para plantar su casa modular a la que han llamado Casa Montaña.
Durante la fabricación la familia viajaba desde Londres a Madrid para ver cómo evolucionaba su casa.
Para el diseño de esta vivienda se combinaron los estilos de Baragaño con la estricta normativa local que protege la arquitectura tradicional y los materiales vernáculos. Así, el resultado final compagina espacios diáfanos y materiales industriales, una estructura metálica con forjados vistos con madera finlandesa y tejado de pizarra encargada a un artesano asturiano.
Casa Montaña tiene 100 m2 en dos plantas, con dos dormitorios, un baño y un espacio que es salón, cocina y comedor, y un precio final de 150.000 euros.
El proyecto ha sido un éxito y el mismo modelo ya es requerido por clientes de zonas alpinas de Europa y de Estados Unidos.

Fotografías de Casa Montaña de Mariela Apollonio.

 

.

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>