Casa Lobo el nuevo restaurante y afterwork de Arturo Soria

Bombón de foie casero, cocido madrileño de autor, albóndigas de rabo de toro, setas y caza en elaboraciones modernas y precisas y una cuidada propuesta de postres de autor son algunas de las propuestas de la primera carta de estación del nuevo restaurante Casa Lobo. Con la mágica imprenta de Lázaro Rosa-Violán en su decoración, una elegante selección musical, cócteles Premium y una versátil propuesta gastronómica en horario non stop, Casa Lobo se presenta como el nuevo it place de la capital.

En pleno núcleo activo de Arturo Soria abre sus puertas Casa Lobo. Un restaurante fundamentado en la filosofía conceptual de los exitosos Martinete, Casa Mono y Ateneo de “hacer que los clientes se sientan mimados, cómodos y especiales”, en un ambiente envolvente y evocador y en torno a una oferta cuidada, versátil y actual. Porque, dicen, “no sólo importa el plato sino las sensaciones que se viven en torno a él”.

casa lobo dentro

Con esta premisa el local sorprende desde el momento en que se divisa su fachada: semicircular y abierta al interior a través de amplios ventanales, que recuerda a unas vacaciones a bordo de un yate de lujo. El proyecto de interiorismo lleva la firma de Lázaro Rosa-Violán que, como en todos sus proyectos, consigue aquí dotar de ese regusto del pasado y de lo vivido a un espacio nuevo y rabiosamente contemporáneo, a través de la fusión de estilos y elementos decorativos. Lámparas años 50, confortables butacas estilo vintage, iconos del diseño actual y elementos creados ad hoc, como la futurista chimenea cónica que corona la sala principal, conforman el local. El resultado, un espacio que conjuga la elegancia y sofisticación del bistró parisino con la serena comodidad de un club inglés y la alegre frescura y luminosidad del estilo mediterráneo, con paredes de blanco impoluto y reminiscencias a la tasca de “Puerto Viejo” tanto en el azul de puertas y ventanas como en los botelleros que separan la estancia invitando al buen beber.

Funcionalmente, está dividido en dos alturas: una más formal y otra consagrada al picoteo entre horas, al afterwork en mesa alta o a una comida más casual. Ambas separadas por una barra en hemiciclo en la que socializar y franqueadas además por dos terrazas al aire libre.

POLIVALENCIA EN LA SALA Y, TAMBIÉN, EN LA COCINA
En lo gastronómico Casa Lobo apuesta por una cocina sencilla y polivalente en la que pueden encontrarse algunos de los hits de la moderna restauración. Como las croquetas -de jugosa besamel envuelta en pan japonés-, el ceviche de corvina, el tartar de salmón, el tataki de atún o la hamburguesa de Wagyu. Pero también, propuestas de temporada y de propio cuño en las que se desvela el amplio recorrido profesional de un equipo que domina tanto la cocina burguesa y tradicional como la vanguardia más evolucionada y la fusión con lo internacional.

Entre los entrantes para compartir destacan la ensalada de perdiz escabechada con tomates asados, el cuenco de mejillones con salsa de coco y curry, los bombones de foie casero rellenos de mermelada de zanahoria y naranja (también casera) y la tabla de quesos, para cuyo diseño cuentan con la asesoría de la quesería L’Amelie. Una tienda vecina que trae y afina en el propio establecimiento las mejores y más especiales referencias de España y Europa.

Entre los platos principales sobresalen el cocido Casa Lobo, una refinada versión del clásico madrileño, y, muy especialmente, el arroz meloso de pichón. Un plato perfecto en textura y sabor tanto del arroz como del ave.

En los segundos conviven elaboraciones más clásicas con platos de la máxima actualidad. Albóndigas de rabo de toro, raviolis de pato con escabeche de miel y manzana verde, raya con ragout de calamar, bacalao al pil pil de miel o chipirones rellenos de setas silvestres son algunos ejemplos del eclecticismo de una oferta que continúa en los postres, donde conjugan propuestas 100% caseras como la torrija con las creaciones más vanguardistas del prestigioso repostero Oriol Balaguer, como el chocolate en texturas o la mousse de frutas de la pasión.

Completan la oferta una cuidada selección de cócteles diseñador por Javier de Orador, head bartender de Ateneo, que pueden disfrutarse al ritmo de una acogedora ambientación musical y en la versatilidad de un espacio que abre ininterrumpidamente de 12 de la mañana hasta la madrugada.

DATOS ÚTILES
Dirección: calle Torrecilla del Puerto, 5, esquina calle Asura.
Teléfono: 91 201 42 62.
Precio medio: 35€.
Menú entre semana: 15 € de lunes a jueves.
Horario: de lunes a domingo en horario ininterrumpido de 12:00 a 2:00.
Servicio de aparcacoches.

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>