Alpargaterías centenarias de la calle Toledo

Texto: Ana Barrero Fotos: Javier Estrada

Descubrimos en Madrid tres de las tiendas de alpargatas más antiguas de la ciudad donde se venden las esparteñas, uno de los calzados más primitivos de la historia. 

Hechas de yute o cáñamo, las alpargatas se pusieron de moda a partir de 1970, cuando Yves Saint Laurent comenzó a subirse a las pasarelas con este calzado. Desde entonces y hasta ahora su popularidad no ha hecho más que crecer.

Paseando por la calle Toledo nos encontramos con tres de las alpargaterías más antiguas de Madrid. Separadas por apenas unos metros, Casa Hernanz, Calzados Lobo y Casa Vega son ya comercios centenarios de renombre que cuentan con una gran clientela. 

A las puertas de Casa Hernanz, abierta desde 1840, encontramos una larga fila de compradores de todo tipo, españoles y extranjeros, esperando su turno para entrar. 

hernanz 2

Marta, dependienta de la tienda, nos comenta con orgullo que venden una gran variedad de modelos, colores y tallas y cuentan, además, con las últimas tendencias en moda para los más presumidos. Desde las alpargatas más clásicas hasta con plataforma, esta alpargatería dispone de una amplia gama de productos de tradición artesanal, además de fabricar y comercializar todo tipo de hilos, cordones y maromas. 

Marta, de la alpargatería Herranz, muestra Uno de los modeloS de moda de este verano, una alpargata de mujer con mucha plataforma

Marta, de la alpargatería Herranz, muestra Uno de los modelos más demandados este verano, una alpargata de cordones con doble plataforma

De momento esta empresa familiar, de cuarta generación, envía pedidos por correo a través de los encargos que se pueden realizar en su página web, pero aún no han puesto en marcha la tienda online.

Unos metros más adelante, en el número 30 de esta castiza calle madrileña, a pocos metros de la Plaza Mayor, encontramos Calzados Lobo; un establecimiento de los más antiguos del casco viejo de Madrid. 

Fundada por Timoteo Lobo, abuelo de la actual propietaria, ha permanecido hasta ahora en manos de la familia como comercio artesanal especializado en alpargatas, calzado regional y de baile, además de aumentar su catálogo en los últimos años al zapato histórico y teatral, recibiendo pedidos del Teatro alla Scala de Milán.

En esta alpargatería podemos encontrar más de 25 modelos de alpargatas en más de 30 colores que van desde la talla 17 a la 48, fabricadas en España, en la zona de Levante y Murcia.

Alejandro, actual gerente de la tienda, nos cuenta que este establecimiento se conserva sin cambios tanto en el interior como en el exterior, manteniendo la fachada y estanterías, bancos y mostradores de madera originales.

En Calzados Lobo nos explican el proceso de trenzado de la suela de yute de las alpargatas actuales.

En Calzados Lobo nos explican el proceso de trenzado de la suela de yute de las alpargatas actuales.

Calzados Lobo se ha incorporado a la venta online y la distribución del calzado de forma nacional e internacional a través de su web en la que se pueden encontrar varios de los modelos que tienen en la tienda. 

lobo2

Casa Vega, situado en el número 57 de esta misma calle, es un local pequeño, de los de toda la vida, en el que podemos encontrar, además de alpargatas, productos de jalmería (atalaje que llevan los burros y la ganadería), cordelería y telas y lonetas para confeccionar colchonetas para sillas, mochilas o sombrillas.

casa vega1

Esta tienda, inaugurada en 1860, ya va por la cuarta generación y presumen de su producto nacional y el gran número de clientes procedentes de todas las regiones de España que visitan su comercio.

Carmen, su actual propietaria, nos cuenta que las alpargatas que podemos encontrar aquí están hechas de yute y son artesanas. Colgadas en la pared, podemos encontrar multitud de colores, modelos y tallas para este verano.

Carmen Vega, de Casa Vega, posa junto a un par de alpargatas clásicas.

Carmen Vega, de Casa Vega, posa junto a un par de alpargatas clásicas.

Los ejércitos abarataron el calzado

En la alpargatería Lobo nos cuentan la curiosa historia del calzado y la alpargata y cómo en el siglo XIX solo las familias acomodadas encargaban unos buenos zapatos para el novio en el día de su boda, que serían los mismos con los que serían enterrados, aunque no exactamente, ya que antes de quedar sepultados en el cementerio la familia se disputaba ese par de zapatos.

carlistas

Por otro lado, el calzado más común y humilde fue la alpargata, que también vistió a soldados, como los carlistas que aparecen en la imagen. Las guerras y la necesidad de calzar a los ejércitos, fueron los impulsores de la industrialización del calzado y de su abaratamiento.

 Otras alpargaterías centenarias de Madrid: 

- Antigua Casa Crespo. C/ Divino Pastor, 29

- Alpargatería Torres. C/ Alcalá, 185

 

 

¡Comparte Plàcet!

Enviar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>